miércoles. 17.08.2022

La Diputación de Sevilla ultima un plan de empleo para los más desfavorecidos

La edición de este año cuenta de nuevo con cinco millones de euros presupuestados, además de 806.000 euros que aportarán el conjunto de ayuntamientos

La Diputación de Sevilla ultima un plan de empleo para los más desfavorecidos

La edición de este año cuenta de nuevo con cinco millones de euros presupuestados, además de 806.000 euros que aportarán el conjunto de ayuntamientos

La Diputación de Sevilla, gobernada por el socialista Fernando Rodríguez Villalobos, ultima ya el reparto a los ayuntamientos de los fondos del tradicional Plan de Urgencia Municipal (PUM) que cada año promueve la entidad, ahora rebautizado como Programa de Empleo para la Prevención de la Exclusión Social y traducido en contrataciones eventuales entre personas desfavorecidas, por importe de 5,8 millones de euros.

La edición de este año cuenta de nuevo con cinco millones de euros presupuestados por la Diputación y además 806.000 euros que aportarán el conjunto de ayuntamientos.

Al respecto, el presidente de la entidad, Rodríguez Villalobos, ha recordado que mediante este plan, los ayuntamientos sevillanos podrán realizar contratos temporales entre personas en riesgo de exclusión.

Como hasta ahora mediante la denominación de Plan de Urgencia Municipal, el Programa para la Prevención de la Exclusión Social se enfoca a facilitar recursos a familias con grave problemática socioeconómica a fin de evitar situaciones de exclusión social; a mejorar situaciones de personas en exclusión social; incrementar las posibilidades de incorporación en el mercado laboral a mujeres en situación de riesgo; contratar a jóvenes con dificultades sociales que les impidan continuar con sus estudios universitarios o ciclos formativos de grado medio o superior y realizar pequeñas obras de interés social para el municipio o Entidad Local Autónoma.

Las contrataciones a realizar por las entidades locales en este programa cumplirán la normativa vigente para las administraciones públicas en materia laboral y seguirán la modalidad de contrato por obra o servicio determinado por períodos comprendidos entre 15 días y tres meses de duración.

Al igual que con el Plan de Emergencia Social de 2,5 millones, para la distribución del Programa para la Prevención de la Exclusión Social -antes PUM-, las asignaciones a cada ayuntamiento se han realizado teniendo en cuenta el dato del número de demandantes de empleo no ocupados, para ajustar lo máximo posible esas cantidades a la realidad de cada localidad.

La Diputación de Sevilla ultima un plan de empleo para los más desfavorecidos