sábado. 13.08.2022

Pillados vertiendo residuos en una balsa de aguas contaminadas en Coria

La Guardia Civil ha constatado que algunas empresas con acumulación de aguas residuales aprovechan la situación actual decretada por el estado de alarma para eliminar sus residuos

Pillados vertiendo residuos en una balsa de aguas contaminadas en Coria

La Guardia Civil ha constatado que algunas empresas con acumulación de aguas residuales aprovechan la situación actual decretada por el estado de alarma para eliminar sus residuos 

La Guardia Civil ha sorprendido a una empresa de abonos y fertilizantes, ubicada en el término municipal de Coria del Río, vertiendo residuos desde una balsa de aguas contaminadas, aprovechando la circulación de agua de lluvia por las arquetas pluviales, cauces y canales de regadío para mezclar con ellas sus residuos y pasar desapercibidos.

La Benemérita expone en una nota de prensa que dicha empresa aprovechó la situación actual decretada por el estado de alarma y, suponiendo que había escasa vigilancia policial, vació la balsa de acumulación de aguas contaminadas como consecuencia de su actividad.

Debido a las últimas lluvias caídas y la posibilidad de próximas precipitaciones, el Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil, además de los servicios encomendados por la situación actual de alerta por el coronavirus (Covid-19), no dejan de supervisar la protección de nuestros recursos naturales, por lo que sorprendieron a una empresa relacionada con la agricultura, que mezclaba en una balsa el agua de lluvia caída en estos días con residuos de la empresa acumulados en los últimos meses a través de una arqueta.

La Guardia Civil ha podido constatar que algunas empresas con acumulación de aguas residuales no depuradas aprovechan la circulación de agua de lluvia por las arquetas pluviales, cauces y canales de regadío para mezclar con ellas sus residuos, "tratando así de evitar ser localizados mientras cometen este grave delito medioambiental que puede afectar a la salud pública".

Por esto, y a pesar de la inactividad de la mayoría de empresas y la ralentización de la actividad administrativa por la crisis del Covid-19, el Seprona ha seguido realizando la correspondiente toma de muestras de aguas, que fueron entregadas para su analítica en un laboratorio oficial, para determinar su posible toxicidad e incidencia en el medio natural.

La citada empresa será expedientada administrativamente. En el caso de demostrar la existencia de un riesgo grave a los recursos naturales, el expediente sería tramitado a la Fiscalía de Medio Ambiente Urbanismo y Patrimonio Histórico de Sevilla.

Pillados vertiendo residuos en una balsa de aguas contaminadas en Coria