martes 27/7/21

Retiene a una mujer, embiste a la Guardia Civil y se da a la fuga en Sevilla

La Guardia Civil ha detenido a un hombre que ha cometido varios delitos graves en un solo día en El Viso del Alcor y Carmona

undefined
Choque frontal con un coche de la Guardia Civil en Carmona

La Guardia Civil ha detenido a un hombre por violencia de género, al retener sin consentimiento a una mujer en su coche, además de sumársele más delitos como: desobediencia, atentado a los agentes de la autoridad, conducción temeraria por conducir el vehículo a velocidad inadecuada y detención ilegal.

Todos estos delitos ocurrieron el pasado 27 de mayo en el municipio sevillano de El Viso del Alcor, y ahora es cuando se ha procedido a la detención de este hombre. Los agentes vieron cómo un turismo iba a velocidad inadecuada por el casco urbano de la localidad, por lo que procedieron a dar el alto al vehículo.

Sin embargo, el conductor no paró e hizo caso omiso a las indicaciones de los agentes y se dirigió hacia localidad de Carmona por la carretera A-398. Fue en la entrada del municipio, donde le esperaban dos coches de la Guardia Civil para detener su vehículo y hacerle un control.

Persecución y detención  

Al verse acorralado, el detenido golpeó  a uno de los coches de la Guardia Civil y, de nuevo, se dio a la fuga. Comenzaron una persecución en plena localidad de Carmona, y fue a la altura de la calle San Pedro cuando el conductor embistió de frente e impactó contra uno de los vehículos de los guardias civiles. Un segundo golpe mucho más intenso y que traería consecuencias. 

Tras esto, el conductor opuso fuerte resistencia a salir del vehículo, haciéndose necesaria la intervención de los seis agentes para la reducción. Más tarde procedieron a su detención por varios delitos: desobediencia, atentado a los agentes de la autoridad, conducción temeraria y detención ilegal, éste último en el ámbito de violencia de género. 

En cuanto a la detención ilegal, hablamos de la mujer que lo acompañaba en el coche durante esta persecución. Los agentes comprobaron que esta mujer, la cual no paraba de llorar, había sido retenida y golpeada en contra de su voluntad por el conductor del vehículo, y ahora, detenido. 

Fruto de esta operación, algunos de los agentes del puesto de Carmona sufrieron varias lesiones, a consecuencia del choque frontal con el coche del detenido. Por lo que requirieron asistencia médica en el centro de salud de la localidad.

Secuestran a un hombre en Sevilla

En tiempos de crisis, el ser humano se sirve de cualquier instrumento para conseguir ingresos. Es el caso de un grupo de personas que han secuestrado a un hombre para cobrar una deuda en Andalucía.

Policía Nacional y Guardia Civil han detenido a ocho personas residentes en la localidad onubense de Almonte, en la gaditana de Sanlúcar de Barrameda y en las sevillanas de Benacazón, Espartinas, Arahal y Sevilla como presuntos autores de un delito de pertenencia a grupo criminal, secuestro, lesiones graves, delitos contra la salud pública, tenencia ilícita de armas y robo con fuerza.

En abril, los agentes se percataron de que varias personas habían sido testigos del posible secuestro de un hombre en la localidad sevillana de Gelves. Todo después de comprobar cómo unos individuos introducían a otro a punta de pistola en el interior de un vehículo.

Las primeras averiguaciones confirmaron que dos personas, esgrimiendo posiblemente un arma de fuego, se habían acercado a un hombre que se encontraba en una calle y, a la fuerza, lo habían introducido en un vehículo, marchándose después del lugar apresuradamente.

Denuncia de la víctima

Estos hechos fueron denunciados posteriormente por la víctima, que corroboraba los extremos aportados por los testigos. La persona supuestamente secuestrada narraba a los agentes que, una vez en el interior del vehículo, fue despojado de todos los medios electrónicos que pudieran aportar datos de localización sobre el lugar donde era trasladado, tapándole el rostro con algún tipo de trapo y engrilletándolo.

Durante cuatro horas y media estuvo retenido en una finca de Benacazón, recibiendo todo tipo de amenazas y agresiones físicas mientras le reclamaban la suma de 90.000 euros para su liberación. Llegaron a hacerle firmar varios documentos sin poder verlos, y no fue liberado hasta que se comprometió a entregar dos vehículos como garantía de pago, junto a las escrituras de una vivienda.

Retiene a una mujer, embiste a la Guardia Civil y se da a la fuga en Sevilla