lunes 24/1/22
Museo de la Cerveza. Foto: ABC
Museo de la Cerveza. Foto: ABC

Un bar se convierte en el primer museo de la cerveza de toda Sevilla

El establecimiento ha sido condecorado como bien turístico de Pedrera por sus más de seis mil latas y botellas de cervezas exóticas

En Pedrera (Sevilla) viven poco más de cinco mil habitantes y cuentan con el mayor museo de la cerveza de Andalucía. Para entender esto, hay que conocer la historia de Francisco Marquina y su bar, Casa Marquina, que ha pasado a llamarse oficialmente Museo de la Cerveza.

Museo de la Cerveza. Foto: ABC

Dicho museo es el más grande de toda Andalucía y el quinto de España. El local está declarado por el Ayuntamiento bien de interés turístico, por sus más de seis mil latas y botellas de cervezas traídas de todos los rincones del mundo.

La cerveza de Brasil, Thailandia, Irán o Kenia, o de lugares donde parece difícil que se puede fabricar una cerveza de calidad están colgadas de sus paredes.

El dueño, ha explicado en una entrevista a ABC que su casa no es solo un bar o una exposición, sino "un recorrido por la historia, que incluso muestra botellas del siglo XIX", con el matiz de que, aunque hay más de seis mil botellas a la vista, "se nos han quedado más de mil, simplemente porque no cabían, y por más que le hemos dado vueltas, no habido forma humana de ubicarlas".

Francisco Marquina, a sus 41 años, recuerda que a los 14 ya le comenzó a llamar la atención todo lo que rodeaba a los envases de cerveza. "Mi madre me regañaba, porque tenía esa edad y ella pensaba que me iba a beber toda la que iba coleccionando», con lo que ha ido cogiendo todo lo que caía en sus manos durante 27 años y guardándolo allí donde tenía un hueco", cuenta.

Todo comenzó a crecer poco a poco, coleccionando cervezas como Satán, Lucifer, Belcebú... que eran muy afines al "estilo de musica que escuchaba", por ello Marquina comenzó una pequeña colección que hoy se ha convertido en un sello turístico de Pedrera.

Ahora, con una colección asentada, afirma que a veces le llegan a sus manos nuevas joyas "alguna de finales del siglo XIX, la típica que era vasija de cerámica y tapón de corcho, que se podía encontrar, como ahora me dan algunas, en cortijos antiguos, masías, rastros o millones de sitios".

Una vez llegados a este punto a Francisco le queda la parte más complicada del negocio, trabajar día tras días para que vaya creciendo, y podamos seguir viendo nuevas "joyas" a la colección del museo más grande de la cerveza de Andalucía.

Un bar se convierte en el primer museo de la cerveza de toda Sevilla