viernes 3/12/21

¿Están los toros en los Presupuestos de Pedro Sánchez?

Analizamos la aportación del Estado a la tauromaquia y la comparamos con otras aportaciones a sectores culturales y medioambientales
Las Ventas
Las Ventas

Estamos en fecha de aprobación de los Presupuestos Generales del Estado (PGE) de Pedro Sánchez, que son la expresión de las obligaciones que, como máximo, puede reconocer el sector público, sector representado por las Cortes, que aprueban el proyecto presentado por el Gobierno. Los Presupuestos han de aplicar el principio de igualdad en dichas obligaciones. Respecto a la tauromaquia, tales obligaciones se recogen en la ley 18/2013, que la reconoce como Patrimonio Cultural de los españoles, así como en el Plan Pentauro previsto por esa misma ley y en los estatutos de autonomía. La denominación de “cultura de los españoles” no puede tener sólo un uso descriptivo meramente cosmético con el que el Estado aparente el cumplimiento de sus obligaciones para con la tauromaquia; implica obligarse a la ley de lo cultural.

Ministro de Cultura Rodriguez Uribes

Trato injusto de Pedro Sánchez y Pablo Iglesias a la tauromaquia

La obligación del Estado para con la tauromaquia sólo pueden cumplirse de forma completa con una aportación justa en los PGE. La ley ampara a los diferentes sectores culturales poniéndolos en igualdad de trato con otros sectores; por ello, no hacerlo con la tauromaquia es un incumplimiento de sus obligaciones. En 2021 la aportación económica al sector taurino será de 65.000 euros, que es la suma de 35.000 euros para la Fundación Toro de Lidia 30.000 del Premio Nacional de Tauromaquia. Es la misma cantidad que en 2019 y en 2020. El Estado hace ver que su obligación queda cumplida mediante una simple cosmética, que en realidad constituye una arbitrariedad y un trato injusto evidentes. Es un fraude al espíritu de la ley y al principio de igualdad de trato en los PGE.

Sectarismo presupuestario de Pedro Sánchez

Según los PGE para 2021, el toreo tiene una importancia social equivalente al 0,056% del dinero destinado para el fomento de la Cultura. Ese es el porcentaje que suponen los 65.000 euros para el desarrollo del patrimonio cultural de la Tauromaquia, dentro de un montante cultural de 1.148.000.000 euros. Dentro de un monto total de 550.486 millones de euros, el Gobierno cifra en 0.00001% la obligación que tiene con la tauromaquia según el artículo 44 de la Constitución y la ley 18/2013. El ministro de Cultura, Rodríguez Uribes, ha dicho recientemente que “la ley hay que cumplirla”, refiriéndose a la tauromaquia. Pues bien, parece que cumplir es empeorar, porque el sector cultural ha sacado en los PGE un aumento de 200 millones de euros, procedentes de los fondos europeos, mientras que la tauromaquia queda en la misma cantidad que el año 2019.

Esto es después de que ya en 2019 sectores culturales como el Fondo de Protección a la Cinematografía y los programas de Museos y de Exposiciones habían tenido subidas del 20,1% y 12,5%, respectivamente. O sea, por 1 euro que va a la cultura taurina van 1.700 euros al cine (en 2019, 1.540), 1.670 a la música y danza (en 2019, 1.570) y 900 al teatro (en 2019, 800 euros). Es decir, hay un agravio comparativo, un trato discriminatorio y una violación del principio de equidad presupuestaria.

Por si no queda claro, veamos el lado de los ingresos en las cuentas públicas, con las aportaciones de cada cual. Hacienda ingresa de la tauromaquia, en un contexto sin pandemia, por IVA unos 125 millones de euros (en 2014 fueron 139 millones). En 2019 el cine español recaudó 92´2 millones de euros (en 2018, 100 millones), aportando en IVA el 10%; por tanto, la suma del IVA recaudado por cine, teatro y danza es mucho menor, pero de lejos, que el recaudado por la tauromaquia. Así se ve claramente el sectarismo presupuestario.

Mascotismo y videojuegos

En los últimos meses, el lobby animalista está extediendo la gran mentira de que el toreo recibe subvenciones estatales; además de falsedad (porque la realidad es que la tauromaquia es la actividad cultural con menos ayudas estatales), es necesario poner en valor que el sector taurino aporta esos referidos 125 millones de euros anuales para, entre otras cosas, sostener la Sanidad Pública. Podemos seguir haciendo comparaciones con esos 65.000 euros que  los Presupuestos Generales del Estado dedican al mundo del toro. 4,6 millones de euros van a ser destinados a ayudas para las formaciones ecologistas afines al partido Unidas Podemos. Esas ayudas serán gestionadas por la Dirección General de derechos de los Animales y la mayor parte irán a una gran campaña del gran negocio del mascotismo.

Perros como hijos

El impacto de la epidemia de coronavirus sobre la economía no ha influido en los planes del Gobierno de coalición, que fue el primero en crear una dirección general destinada al mal entendido bienestar de los animales. Para repartir esa ayuda el requisito primero será el rescate de perros y gatos, pero sin que esté definido criterio alguno; además, se destinará parte del dinero a una campaña de publicidad continuada sobre las mascotas, para hacerlas cada día más humanas y con más y más nuevos (inexistentes) derechos.

Ayudas a videojuegos y creación digital

En otro orden de cosas, el Ministerio de Cultura ha presentado una nueva línea de ayudas, por valor de 1 millón de euros, para los videojuegos y la creación digital que está prevista ya en los Presupuestos General del Estado. Tiene por objetivo el desarrollo de la creación y producción del videojuego en España, con el propósito de situar al sector español en una posición de competitividad, impulsar su densidad, hacer sostenibles las empresas ya creadas y poder atraer capital nacional e internacional. El Ministerio de Cultura preside la Mesa del Videojuego, creada por el Pleno de la Conferencia Sectorial de Cultura. Esta Mesa de Trabajo considera necesario estimular el sector del videojuego como motor de la economía. Escriba el lector 4´6 millones de euros y un 1 millón de euros al lado de 65.000 euros.

Toro y ciervo

Ayudas a organizaciones ambientales

El Consejo de Ministros aprobó en octubre un Real Decreto por el que se destina, a través del Ministerio para la Transición Ecológica y Reto Demográfico, una subvención de 959.999,98 euros a cuatro organizaciones ambientales: Amigos de la Tierra, Ecologistas en Acción, WWF y SEO/BirdLife, para acciones de protección del medio ambiente. La cuantía procede del reparto del 0,7 por ciento de la cuota íntegra del Impuesto de Sociedades. Las cuatro ONG seleccionadas en estas ayudas son fruto de un convenio firmado en 2013 y prorrogado en 2017 por cuatro años más. El Real Decreto pone énfasis en las actividades dirigidas a aquellas áreas que se hayan visto afectadas por la situación de emergencia sanitaria por el Covid-19.

77 millones en pérdidas en el sector del toro

Pues bien, por otro lado, los ganaderos de bravo de España han valorado en 77 millones de euros las pérdidas por la crisis del COVID-19, según un comunicado emitido por la Unión de Criadores de Toros de Lidia (UCLT), que representa al 85% de la producción de bravo destinada a espectáculos culturales en plazas de toros de primera, segunda y tercera categoría. Esta crisis del Covid-19 está provocando efectos devastadores sobre las ganaderías de bravo cuya producción extensiva y autóctona está teniendo consecuencias sobre el medio ambiente, sobre la pérdida de biodiversidad y sobre los agentes que conforman el tejido rural, fundamentalmente en la llamada España Vaciada. Las ganaderías de bravo generan miles de empleos directos e indirectos de mano de obra especializada especialmente en aquellas zonas más deprimidas de nuestro país.

Las Ventas Pedro Sánchez Las Ventas

Una queja al Defensor del Pueblo

Este estudio comparativo lo hemos hecho dando por bueno que se llame “partida presupuestaria” a un Premio Nacional que viene de 2011 sumado a una aportación muy reciente para la Fundación del Toro de Lidia. ¿Puede decirse que con una dotación para un premio y otra para una Fundación ya está al sector de la tauromaquia en los PGE? No, de ninguna manera.

V. Martín, presidente de la FTL

Por un lado, el premio es el mismo que tienen, desde hace mucho, el cine o el teatro y para estas actividades significa una cosa menor al lado de lo que reciben para desarrollar su industria. Un premio no puede considerarse aportación para desarrollar nada. Por otro lado, las partidas de los PGE se dirigen a los organismos de quien depende un programa concreto, como hemos dicho más arriba; ejemplo, en el cine, es el Fondo de Protección de la Cinematografía y, por él, el dinero llega a todos los elementos, del iluminador al director. Sin embargo, en los toros la partida destinada a la FTL da para pagar el papel, el alquiler y nada más.

65.000 euros como dotación a la tauromaquia

Si no existe una partida igualitaria y calculada de forma económica según la aportación de la industria cultural del toreo, presentar los 65.000 euros como dotación de los PGE a la tauromaquia es, repetimos, hipocresía y cosmética, además de tratarla sectariamente. El incumplimiento de las administraciones con el toreo es histórico, mayor desde que se aprobó la ley 18/2013. Es también algo que probablemente no se ha sabido explicar pero ello no justifica que el toreo siga igual de discriminado en los Presupuestos; más bien, es algo que debe enmendarse inmediatamente. Por ello, algunos agentes taurinos, especialmente medios informativos, presentarán una queja ante el Defensor del Pueblo y le instarán a interponer un recurso de inconstitucionalidad. Es hora de ejercer derechos. Fin de crónica.

¿Están los toros en los Presupuestos de Pedro Sánchez?