martes. 05.07.2022

Otro triunfo total para cerrar la Feria de Caballo

Alejandro Talavante y Roca Rey salen a hombros en su mano a mano de Jerez

Plaza de toros de Jerez de la Frontera (Cádiz), 20 de mayo de 2017. Tercera corrida de la Feria del Caballo 2017. Cielo enmarañado con algo de levante. Cuatro quintos de entrada en los tendidos. Ameniza la Banda “Acordes de Jerez”, dirigida por Domingo Díaz. Preside Rafael Carrero. Cartel de mano a mano, con Antonio Caro Gil de sobresaliente.

Se lidiaron toros de Juan Pedro Domecq (primero y cuarto), Zalduendo (segundo y quinto) y Núñez del Cuvillo (tercero y sexto), con pesos entre 455 y 510 kilos; de presentación y juego variados. En el arrastre, fueron aplaudidos el primero y el sexto.

Alejandro Talavante: dos pinchazos y entera; ovación que saluda desde el tercio. Recibiendo, entera trasera y algo tendida con descabello; oreja. Entera desprendida que basta; dos orejas.

Andrés Roca Rey: entera desprendida pero fulminante, con vómito; dos orejas. Entera desprendida con vómito y toro rodado; ovación tras petición. Entera algo atravesada; dos orejas con petición de rabo.

Incidencias: El picador Manuel Cid fue aplaudido mientras se retiraba. Juan Sierra se desmonteró tras parear en el cuarto toro. El sobresaliente Caro Gil intervino en el sexto toro con un quite muy aplaudido. Los dos espadas salieron a hombros por la puerta grande.

En personal opinión sobraba en esta feria un mano a mano y faltaba el anuncio de algún torero de la zona, que los hay y ganado se lo tienen. No obstante, había runrún en la calle por la novedad del joven peruano, ya nacionalizado español, que impactó en 2016 y ahora mismo va líder del escalafón; éste donde va no defrauda sale todas las tardes a morir o vencer.

Talavante y Roca Rey salen por la puerta grande de la Plaza de Toros de Jerez | Froilán Solís, para MIRA Jerez

Talavante, de nazareno y oro, en su primero, castaño, gacho y bien presentado, el saludo arranca de farol y sigue con lances gustosos a un toro que va bien, dejándolo en el caballo con revolera invertida, seguida de encontronazo en que cae; el quite es por chicuelinas y las banderillas, del montón. La faena inicia, para entusiasmar, con seis estatuarios incólumes en el tercio rematados con uno de pecho y desprecio; luego viene gran serie incluyendo una arrucina, antes de pasar a la izquierda para torear en redondo a un toro artista; vuelta a la derecha para dos series de la casa, una iniciada por afarolado (sí, con la muleta) y basada en la mano baja incluyendo cambio por la espalda y otra serie que combina cambios de manos y luquinas sin la espada, aplaudidas.

Talavante - Plaza de Toros de Jerez | Froilán Solís, para MIRA Jerez

A su segundo, colorado, con poca presencia y abanto, lo recibe por bajo y con buenos delantales en los medios aunque es desarmado en la revolera; en la puya, cuidadosa, empuja bien pero sale abanto; en banderillas hay un primer par bueno. Con brindis al público, el inicio es de rodillas con ocho pases y el último, una arrucina (sí, de rodillas, sin conocer aún al toro) y dos de pecho aunque uno sobraba, teniendo el animal una vuelta de campana que no le impidieron atender a dos series jaleadas en redondo aunque saliendo algo distraído; por la izquierda escarba pero se desplaza y permite pases largos; vuelve a la derecha en redondo con cambio de manos y por la izquierda hay gran serie terminando por luquinas; tras cambio de espada vemos una serie de ayudados por alto.

Talavante - Plaza de Toros de Jerez | Froilán Solís, para MIRA Jerez

A su tercero, bien presentado pero flojea de manos, lo lancea sin colaboración mientras sale con la cabeza alta. Al caballo va solo de lejos y mete los riñones en puya moderada, aplaudida pródigamente; no hay gran cosa en los palos. La faena empieza en tablas y avanza con mano baja, aunque el bicho dobla, y continúa con dos aplaudidas series en redondo que incluyen un cambio de manos y, para estropear la ilusión, un martinete; por la izquierda vemos dos buenas tandas, con poderío, y a un buen toro, aunque acaba doblando; por la derecha hay fantasía talavantina, con molinetes, capeína, cambio de manos, espaldina y naturales con muchos aplausos, antes de una buena tanda final por naturales de la mejor izquierda actual, y el toro vuelve a doblar. En la vuelta triunfal le tiran almohadillas (en esto ha quedado el señorío de Jerez) y el torero ¡las devuelve! (eso no fue lo que le enseñó Antonio Corbacho).

Roca Rey - Plaza de Toros de Jerez | Froilán Solís, para MIRA Jerez

Roca Rey, de verde botella y oro, a su primero, berrendo y bueno de salida, lo saluda con verónicas mecidas, media y revolera y revolera invertida en el tercio y lo lleva al caballo con chicuelinas y dos semitijerillas para puya breve, donde el toro aprieta; el completo quite incluyó chicuelinas alternando con tafalleras más media y revolera; en banderillas destacó Viruta. La faena empezó con susto porque el toro se vino de improviso y en el apresurado cambio por la espalda levantó y volteó al diestro poniendo un punto de tragedia, que quedó en nada porque Andrés siguió como eso, como si nada; vinieron unos estatuarios, con pase de la firma, aplaudidos, y dos grandes series asentadas a uno que humillaba; por la izquierda hay una serie de menor calibre; por la derecha, otra vez, vamos a los consabidos circulares (qué plaga) y toreo de cercanías, terminando con bernadinas y desprecio. El presidente se lía con el pañuelo: lo saca largo rato y lo guarda y lo vuelve a sacar en un santiamén, no sabiendo la gente cuántas orejas daba; lo suyo es sacar, en la segunda, dos pañuelos distintos y simultáneos (si no tiene yo le regalo uno).

Roca Rey - Plaza de Toros de Jerez | Froilán Solís, para MIRA Jerez

En su segundo, brocho que escarba de salida, el saludo va de lances por bajo pero, sin codicia, protesta y pierde las manos; es tardo en el caballo y, sin picar casi por Molina hijo, se cambia el tercio entre las protestas del público; tras un buen tercio se invita a saludar al segundo y éste invita, porque sí, al tercero. Tras un inicio por alto con arrucina y luqina, hay dos series donde el toro no transmite y pierde las manos si el torero baja las suyas; por la izquierda empieza a pararse; por la derecha el repertorio es de cercanías, cambio de mano, circulares, arrimón y cambio por la espalda. La petición de oreja y los pitos al presidente debieron ser agradecidos por el torero con una vuelta al ruedo pero sólo saludó (ay, ese orgullo…).

Roca Rey - Plaza de Toros de Jerez | Froilán Solís, para MIRA Jerez

A su tercero, corniabierto, embiste bien y permite lances amplios con larga natural; en el galleo por la espalda al caballo se desplaza bien empuja abajo durmiéndose pero la puya es breve; el quite animado de Caro Gil por verónicas y media es muy aplaudido y respondido por otro quite de Roca a base de saltilleras y gaoneras; las banderillas son lucidas y todo pinta bien. Brindando al público se va a terrenos de sol y sin probaturas vemos dos series con mano baja aplaudidas aunque el toro ha hecho algunas protestas; por la izquierda hay una tanda con desplazamiento y otra con circulares; a la derecha es en redondo incluyendo arrucina y a la izquierda  llegan dos series grandes con humillación; finalmente una serie mixta de manoletinas y bernadinas es de infarto y hay gritos de “no lo mates”. El toro, con mejor juego que presencia, mereció la vuelta, no concedida, y el rabo se escatimó porque el presidente midió la espada y vio que estaba algo atravesada.

Orejas para Roca Rey - Plaza de Toros de Jerez | Froilán Solís, para MIRA Jerez

Bien está lo que bien acaba. La gente se lo pasa bien salió contenta con los dos toreros a hombros y la lluvia de orejas. Jerez es sinónimo de triunfos para los toreros (y para los gerentes del ambigú). Al sobresaliente local se le despidió con una fuerte ovación que significaba querer verlo de titular a la próxima. Que la próxima será …¿cuándo? ¿el año que viene por estas fechas? ¿o en septiembre con algo de rejones?

Otro triunfo total para cerrar la Feria de Caballo