miércoles 21/4/21

Qué podemos ver en Dénia de vacaciones

Sol y playas, gastronomía, cultura, arquitectura y montaña son algunos de los puntos fuertes de Denia
DENIA
DENIA

Dénia está situada al norte de la provincia de Alicante junto al límite de la provincia de Valencia. Es la capital de la Marina Alta y en ella se encuentra la Reserva Natural del Cabo de San Antonio frente a las Islas Baleares. En la actualidad, es destino turístico de referencia en el ámbito nacional al ser una población costera con poca masificación de gente.

Por ello, el destino es perfecto para disfrutar de unos días de descanso. Sol y playas, gastronomía, cultura, arquitectura y montaña son algunos de los puntos fuertes de esta localidad que cada año mejora en infraestructuras para satisfacer a los turistas más exigentes. Si te estás planteando un viaje en las próximas semanas, te vamos a describir algunos de los puntos fuertes de Dénia para que no tengas dudas con el destino.

En cuanto al centro histórico, hay que indicar que Dénia destaca por la presencia en su entorno de vestigios de diversas culturas que van desde la ibera, romana, musulmana hasta la cristiana. Debido a ello, el centro histórico muestra ejemplos de esta herencia con edificios de especial interés y que son reclamos turísticos.

Entre estos se encuentran construcciones como el Ayuntamiento, la Iglesia de La Asunción, la Iglesia de Nuestra Señora de Loreto o el Museo Etnológico. Además, y también en el centro, si seguimos el camino del centro histórico se puede ascender hacia el Castillo (volveremos después) y descubrir sus torres, muros y, por supuesto, el Museo Arqueológico.

En el exterior, el barrio Les Roques sorprende por sus calles estrechas y casas de poca altura. En el centro de la ciudad y tomando como punto de partida la calle principal de Dénia, la del Marqués de Campo, existe una amplia oferta de terrazas, comercios y edificios de interés histórico. En las calles adyacentes es recomendable descubrir el Mercado Municipal, los antiguos almacenes de pasa, la Plaza del Convento o la Iglesia de San Antonio, entre otros.

El Castillo de Dénia

Esta fortificación de origen musulmán andalusí se remonta a los siglos X y XI. En la alcazaba está la Torre del Mig, el más significativo de los accesos al recinto. Datada en el siglo XI, esta torre tiene una notable calidad arquitectónica con dobles arcos de herradura y alfiz. También en la alcazaba está el Portal de la Vila, el ingreso más importante. Tras la conquista de Dénia por Jaume I en el año 1244, los espacios del recinto cambian de uso y acogen el palau, el Castell y la Vila.

En la parte alta del Castillo está el Museo Arqueológico de Dénia, que cuenta con cuatro salas correspondientes a las épocas ibera, romana, musulmana y cristiana. Destaca el balsamario que representa al Dios Mercurio (siglo II a.C), la colección de bronces islámicos o las cerámicas andalusíes de producción local o importadas.

El Montgó de Dénia

Los más aventureros también podrán disfrutar de la montaña en Dénia. Para disfrutar del Parque Natural del Montgó habrá que ir en vehículo, por lo que es recomendable alquilar un coche en Denia para poder ascender por el entorno de esta montaña que, pese a subir un incendio hace años, ofrece decenas de rutas para todos los niveles y estados de forma. En los diferentes recorridos por este Parque Natural podremos descubrir ítems tan populares en la zona como la Cova de l’Aigua, el Racó del Bou, el pozo de Jesús Pobre o la Creueta.

Un museo del mar y otro del juguete

Como municipio costero, la historia de Dénia ha estado ligada al Mar Mediterráneo. Para poner en valor esta tradición, el municipio cuenta desde hace poco con un nuevo espacio museístico que reúne más de 400 piezas arqueológicas y etnológicas relacionadas con el mar. Los asistentes al Museo del Mar de Dénia podrán ver y conocer piezas que van desde el siglo VI a.C. hasta principios del siglo XX. El edificio está completamente adaptado y es accesible y está ubicado en lo que antiguamente era la lonja de pescado situada en la Explanada Cervantes.

Además de este museo, los turistas también podrán volver a su infancia visitando el Museo del Juguete, espacio convertido ya en parada obligatoria cuando vamos con niños. Este museo expone una muestra de la producción juguetera de Dénia desde sus inicios (1904) hasta la década de los 60.

Las playas de Dénia

No nos podemos olvidar de las playas de Dénia que están entre las mejores de la Costa Blanca por sus aguas cristalinas y limpias. Así, destacan la playa de Les Marines, que es la más extensa, y la de Les Rotes que, con un paisaje más agreste, es la elegida por todos aquellos que les gusta practicar snorkel. No en vano, las aguas de esta playa son compartidas con las de la Reserva Natural del Cabo San Antonio.

Qué podemos ver en Dénia de vacaciones