martes 30/11/21

La pulcritud de Jerez

Estimado Sr. Director,

Hoy es Miércoles 21 de julio de 2021. Es evidentemente verano, una época del año en la que, como cualquiera que resida en estos lares sabe, buscamos la forma de poder conciliar un sueño bajo temperaturas que ayudan en los regímenes de adelgazamiento haciéndote sudar lo tuyo.

Desde hace unos meses, en torno a 5 si no más, toda una comunidad nueva vecinal, en torno a 192 viviendas, con sus familias en cada una de ellas, viene asentándose con cariño e ilusión en el nuevo residencial Plaza Norte.

Es curioso cómo genera basura una comunidad de tal tamaño... no obstante, el Ayuntamiento de Jerez no ha estimado la necesidad de colocar cubos para residuos destinados a esta nueva Comunidad vecinal, lo que supone una cantidad ingente de nuevos desperdicios en los contenedores ya habilitados para la Comunidad vecinal de Ronda Norte que tiene su entrada por la Calle Pablo Iglesias 3.

La nueva Avenida de Marcelino Camacho, antiguamente conocida como Camino del Mural tampoco queda atrás... a parte del hecho ya mencionado de la falta de contenedores, resulta que es una Avenida de doble carril en cada sentido que supone un lugar maravilloso para apretar el acelerador de los vehículos a ver si pueden reducir en 0,1 segundos su paso por vuelta... no obstante, a pesar de la gran cantidad de niños que viven en esta nueva construcción y de que hay un Instituto y varios colegios cercanos, el Ayuntamiento no estima la necesidad de colocar algún badén más allá del que hay colocado al final de la avenida, casi en la entrada a San José Obrero y, por supuesto, el coste de pintar alguna raya blanca que indique paso de peatones para que los vecinos puedan cruzar con cierta seguridad, está más que descartado.

No obstante, lo que me ha animado a escribir esta misiva es el hecho de que el Ayuntamiento de Jerez sí se esfuerza sobremanera en el hecho de poner en uso los sopladores y camiones de agua recogedores, cosa que me parece muy bien, teniendo en cuenta que el espacio central de separación entre los dos sentidos de la marcha de la Avenida es un secanal de tierra con alguna palmera y farola.

El problema es que tan ardua tarea comienza a las 06:55 (en el día de hoy) con la consecuente pérdida de sueño que supone el hecho de que haya un instrumento de tortura auditiva que supera en mucho los dB que el propio Ayuntamiento marca sobre emisiones acústicas para estas horas. Si además de todo esto, en su casa vive un bebé de casi 8 meses, no queda más que lanzar esta carta con la esperanza de que se solucione alguna de las múltiples observaciones expuestas.

Sin más, reciba un muy cordial saludo matutino.