viernes. 19.04.2024
Manchester United - Sevilla FC | Foto: SFC
Manchester United - Sevilla FC | Foto: SFC

El Sevilla FC nunca se rinde. Lo volvió a demostrara una vez más con una remontada de las que cuestan de olvidar. Los de Mendilibar lograron un agónico empate ante el Manchester United (2-2) en Old Trafford. Sabitzer por partida doble puso muy contra las cuerdas a los de Nervión, que hasta el minuto 80 de partido estaban más cerca de la goleada que de remontar. Pero el rey de la Europa League obró un nuevo milagro más en su competición fetiche. La entrada de Jesús Navas cambió el rumbo del partido, y en un ejercicio tremendo de fe, el Sevilla encontró el empate con dos goles en propia puerta de Malacia y Maguire, en el descuento. El Sevilla terminó sacando oro de su visita a Old Trafford y llega más vivo que nunca para la vuelta en el Sánchez Pizjuán

Volvía el Sevilla FC al Teatro de los Sueños. Cinco años después de aquella mágica noche de Champions con doblete de Ben Yedder en Old Trafford, el conjunto hispalense volvía a uno de los escenarios más míticos del fútbol europeo. Mientras que en LaLiga el Sevilla respira agonía, la sensación siempre es otra cada vez que suena el himno de la Europa League.

Sin embargo, en el fútbol lo único que manda es la actualidad y ante todo un Manchester United no solo vale el prestigio. El Sevilla empezó el partido con un gol anulado a Sancho a los 29 segundos que iba a descomponer momentáneamente las esperanzas sevillistas. Un mal balón de Bono terminó en un pase de Antony a Sancho, que para fortuna de los de Mendilibar, estaba ligeramente adelantado.

Después del susto inicial las fuerzas se emparejaron. En los primeros compases, la tuvo Antony con un potente tiro que repelió Bono y Montiel vio una tempranera tarjeta que le condicionó durante todo el partido, y que además, acarreaba sanción para el partido de vuelta.

Manchester United - Sevilla FC | Foto: SFC
Manchester United - Sevilla FC | Foto: SFC

Un tempranero doblete de Sabitzer tumbó al Sevilla

La apisonadora de Ten Hag empezó a amartillar la defensa sevillista hasta encontrar el gol. Sabitzer (14') aprovechó la magia de Bruno Fernandes, que le encontró solo dentro del área con un pase de quilates, para fusilar a Bono y poner rápidamente por delante a su equipo.

Y pese que al Sevilla no le estaba costando demasiado encontrar el área local, los 'red devils' dieron otro mazazo de realidad demasiado rápido. Un fallo de Nianzou a la salida de un córner a favor terminó en un pase filtrado de Martial, que de nuevo Sabitzer (20') iba a aprovechar para batir a Bono

Manchester United - Sevilla FC | Foto: ManUtd
Manchester United - Sevilla FC | Foto: ManUtd

Nianzou y Marcao, discutida pareja de centrales en la previa del partido, estaba haciendo aguas y en 20 minutos los de Mendilibar lo pagaron con dos goles en contra que les dejaban contra las cuerdas.

El partido estaba cogiendo tintes dramáticos. Bono salvó los muebles con un paradón a Sabitzer. Marcao impidió el 3-0 a tiro de Casemiro, que a la salida del córner, volvió a rematar solo en el área. Como buenas noticias para los intereses sevillistas, Bruno Fernandes vio la tarjeta amarilla y se perderá la vuelta, mientras que Varane tuvo que abandonar el partido lesionado.

Manchester United - Sevilla FC | Foto: ManUtd
Manchester United - Sevilla FC | Foto: ManUtd

Ante la proeza que suponía remontar un resultado así, el Sevilla llegó más vivo que nunca al descanso. Un cabezazo de Nianzou obligó a De Gea meter los puños para impedir el gol sobre la bocina del descanso.

El Sevilla resistió en el segundo tiempo

Los de Mendilibar salieron al segundo tiempo con la premisa de intentar, al menos, no encajar ningún gol más y buscar un tanto que les permitiese seguir vivos en la eliminatoria. En el vestuario se quedó Óliver Torres y en su lugar entró Jesús Navas que se posicionó en el extremo derecho.

Pero el United seguía a lo suyo. Antony avisó rápidamente con un disparo al segundo palo que se marchó desviado. A partir de ahí, el Sevilla fue capaz de estirarse algo más pero seguía faltando la figura de un delantero capaz de finalizar las jugadas.

Cuando el partido empezaba a romperse, un gran contragolpe de Antony volvió a poner en evidencia a Marcao y estrelló el balón en el palo con un disparo que casi sentencia la eliminatoria.

Jesús Navas cambió el partido en Old Trafford

A falta de 25 minutos para el final, Mendilibar dio entrada a En-Nesyri por Lamela. Con un delantero centro por primera vez en todo el partido, el Sevilla iba a tirarse a tumba abierta en busca de un gol que les metiese en la eliminatoria.

Mendilibar iba a un todo o nada y metió en el campo a Suso por Nianzou. Las piezas se movieron y Gudelj pasó a formar pareja con Marcao y Suso de enganche. 

Pese a ello, los jugadores de refresco del United se estaban notando más que los cambios de Mendilibar. Sin terminar de hincar la rodilla, el Sevilla siguió apretando los dientes soportando las embestidas de un United que se veía cerca de cerrar el partido.

Y cuando ya todo parecía perdido, el rey de la Europa League demostró una vez más porque es el mejor en esta competición. En un ejercicio absoluto de fe, Jesús Navas llegó a línea de fondo para poner un potente centro que Malacia (84') introdujo el balón en su propia portería. 

Lisandro Martínez protagonizó la imagen más dura del partido con una lesión que pinta a ser muy grave. Pero el Sevilla no tenía tiempo que perder y puso contra las cuerdas al United en los seis minutos que duró el descuento.

Más vivo que nunca para la vuelta

En-Nesyri puso a prueba a De Gea con un testarazo que ya atisbaba a lo que iba a terminar ocurriendo. En la siguiente, el delantero marroquí saltó más que nadie en el área, y pese a que su disparo se marchaba desviado, el balón topó en la cabeza de Maguire (90') y terminó en el fondo de la red.

El delirio sevillista se hizo en Old Trafford. Con dos goles en propia, los de Nervión habían dado la vuelta a una eliminatoria que hasta el minuto 70 parecía más que cerrada. El heptacampeón de la Europa League se vistió de noche europea, y cuando esto ocurre todos sabemos que termina ocurriendo. El United terminó pidiendo la hora y el Sevilla llega mucho más que vivo a la vuelta en el Pizjuán con un agónico 2-2.

Manchester United - Sevilla FC: Delirio en Old Trafford para seguir soñando con la...