lunes. 15.04.2024
Sergi Altimira en el Villanovense - Real Betis | Foto: RBB
Sergi Altimira en el Villanovense - Real Betis | Foto: RBB

Cuatro minutos de épica evitan la debacle del Real Betis en Villanueva de la Serena. Los de Manuel Pellegrini remontaron al Villanovense (1-2) en un partido que llegó a ir perdiendo en el minuto 88. Abde abrió el camino de la remontada, y en el descuento, Borja Iglesias tiró por tierra el gran trabajo de los extremeños que en ningún momento merecieron perder de esta manera la eliminatoria. Más allá de la remontada, la actuación del Betis fue bastante floja, siendo Sergi Altimira lo poco salvable de un partido que sirve como serio aviso de lo que es la Copa del Rey y que supone un chute anímico antes de recibir al Real Madrid.

Para Manuel Pellegrini el envite copero no era un partido en el que confiarse. Aunque se quedaron en Sevilla hasta siete jugadores, el equipo titular contó con algunos fijos como Rui Silva, Chadi, Bellerín, Willian José o Miranda. El técnico decidió darle la oportunidad de debutar como titular a Sokratis y apostó por Luiz Henrique y Abde en los costados, siendo la gran novedad del once la presencia de dos delanteros: Borja Iglesias y Willian. 

Un Villanovense bien plantado atascó al Betis

Con Sergi Altimira y Guardado como únicos jugadores en el medio del campo, el Real Betis intentó ahogar al Villanovense en la presión y buscar balones directos a los extremos para ganar metros. Una situación departido que nunca se dio y que atascó al cuadro verdiblanco en el primer tiempo.

Los locales hicieron un gran trabajo durante los primeros, inhabilitando todos los intentos del Betis, que solo pisó área con un balón de Abde al que Borja Iglesias no llegó, y con un balón filtrado a Bellerín que escapó a córner.

Sokratis en el Villanovense - Real Betis | Foto: RBB
Sokratis en el Villanovense - Real Betis | Foto: RBB

A los 20 minutos, el Villanovense estrelló en el poste la ocasión más clara hasta entonces con un disparo de Ortiz a centro de Isra Cano. Este serio aviso pareció activar al Betis, que contó con una llegada de Miranda en la que el portero local estuvo providencial para evitar el 0-1. Sin embargo, poco acercamiento hubo hasta el descanso que llegó con el mismo resultado que al inicio.

Isra Cano asustó al Betis con un golazo

De lo poco salvable del Betis fue Altimira. Siempre bien posicionado y con soluciones siempre para sus compañeros, el joven centrocampista volvió a desempeñar un gran partido como ya hizo en Almendralejo. Se atrevió con un disparo lejano para abrir la veda tras el descanso, y acto seguido, Luiz Henrique desaprovechó una oportunidad regalada por Abde.

La imagen del Betis mejoró en la segunda parte, logrando embotellar por primera vez al Villanovense, que plantó el muro de cinco para frenar los ataques béticos. Pero paradójicamente, cuando mejor estaba el Betis, los de Villanueva de la Serena pusieron patas arriba la eliminatoria.

Isra Cano, ex jugador de la cantera del Betis, se inventó un golazo como la copa de un pino. Dribló a todo lo que le salió a su par y batió a Rui Silva con una sutil vaselina para poner por delante al Villanovense.

Ante la necesidad de remontar, Pellegrini optó por cuatro cambios para dar aire fresco al equipo. Ruibal puso a prueba a Álex Lázaro con una parada en la que se estiró al máximo para evitar el empate. Al Betis se le agotaba el tiempo y las prisas comenzaron a aflorar en los pupilos del Ingeniero.

Abde y Borja Iglesias evitan la debacle en Villanueva

Lo que para el Betis fue un suspiro, al Villanovense le costó años de vida. A las puertas de ser apeado en treintaidosavos de la Copa del Rey, a los verdiblancos les pudo el ansia y la impotencia de no poder hincarle el diente a un equipo cuatro categorías inferior. 

Y cuando el partido ya encauzaba el minuto 90, Marc Roca se inventó una maravilla de asistencia para que Abde pusiera el empate cuando el Betis ya se encontraba con la soga al cuello. Los siete minutos de descuento volcaron a los sevillanos en busca de una épica que iba a terminar cayendo por su propio peso.

Cuatro minutos de épica evitaron la debacle en Villanueva. Borja Iglesias apareció cuando más lo necesitaba su equipo para mandar a gol un balón servido con precisión por Juan Miranda. A la heroica, cuando ya el partido parecía no dar más de sí, el Betis creyó como nadie en la remontada y logró salvar una debacle histórica en Villanueva de la Serena.

Villanovense - Real Betis: Cuatro minutos de épica evitan la debacle en Villanueva de...