martes 28/9/21

Chapín urge ser un estadio de fútbol

"Solo hay 8 equipos con pistas atléticas en sus estadios de los 172 conjuntos que forman las cuatro primeras categorías del fútbol español"
Estadio Municipal de Chapín en Jerez de la Frontera
Estadio Municipal de Chapín en Jerez de la Frontera

Si preguntamos en Jerez de la Frontera a los aficionados más veteranos del Xerez CD y del Xerez Deportivo FC si echan en falta el antiguo 'Estadio Domecq', muy probablemente un alto porcentaje diría que sin duda.

Si algún joven aficionado jerezano no sabe cómo era este mítico estadio, solo tienen que preguntar a sus padres o abuelos, para darse cuenta de lo que significaba y como se vivía, el fútbol en esas gradas.

El fútbol como todo en la vida, ha evolucionado en muchos sentidos, e involucionado en otros tantos. Dejando al lado la parte física y técnica de los jugadores de hoy en día, el cambio más significativo que ha sufrido este deporte está en donde todo se decide, al fin y al cabo, los estadios.

La sociedad que hemos creado hoy en día, por suerte o por desgracia, se rige en gran grado por la apariencia, y el fútbol por supuesto, no iba a quedarse apartado en esto.

Hemos pasado en pocos años de ver campos de fútbol en ruinas, a ser presentes de magnitudes multimillonarias y espectaculares que quizás han perdido parte de ese encanto que los caracterizaba, pero que visualmente, son verdaderas virguerías.

Hace una década era impensable ver en el fútbol español (exceptuando algún estadio) los tapetes de césped donde juegan ahora los futbolistas, donde el que falla un pase, hace un mal control o no es capaz de regatear a un rival, ya no tiene excusa de culpar de nada al 'verde'.

Esta ha sido indudablemente, una gran mejora en el balompié de hoy respecto al de antaño, donde un jugador puede explotar al máximo sus cualidades técnicas... si las tiene claro está.

Y otro de los grandes cambios que ha experimentado el planeta fútbol en este siglo ha sido la mejora de los estadios. En aspecto, en imagen, en comodidad, en todo.

Muchos clubs han optado por hacer un estadio nuevo. Otros tantos, por reformarlos poco a poco sin moverse del sitio donde siempre se han ubicado. Otros han optado por colorear los asientos de sus gradas, dándole un aspecto más representativo del equipo que juegue en dicho estadio. Y por encima de todo una gran cantidad de clubs, han pasado de tener un estadio olímpico con pistas de atletismo a un estadio de fútbol con todas sus letras.

Por desgracia para el fútbol jerezano, ninguna mejora de las nombradas aquí, se han hecho realidad en los últimos 20 años, exceptuando la reforma por los Juegos Ecuestres del 2002, donde techaron el estadio, construyeron un hotel dentro del mismo, y cambiaron el color de los asientos azul y blanco, por el beige que sigue permaneciendo hoy en día.

El Xerez CD pasó en 1988 de jugar en el antiguo y recogido 'Estadio Domecq', al moderno y frío ‘Municipal de Chapín'.

31 años lleva el xerecismo sufriendo o disfrutando a su equipo, pero siempre desde la lejanía que imponen unas pistas atléticas.

Chapín es un magnífico estadio, y sin duda, de una categoría muy superior a la que juega ahora el equipo que utiliza sus instalaciones.

En LaLiga Santander y en LaLiga Smartbank hay algún que otro estadio que en nada mejora la calidad y comodidad que puede ofrecer Chapín... pero, aun así, siguen siendo campos de fútbol, no de atletismo.

A día de hoy, desde la 1ª división española hasta la 2ª RFEF, hay un total de 172 equipos con sus respectivos estadios. De esos 172, solo uno en la máxima categoría conserva las pistas atléticas, el RCD Mallorca, que aun así, cuenta desde hace unos años con una grada supletoria detrás de una de sus porterías donde parte de su afición disfruta del fútbol a pie de campo.

En la categoría de plata, el estadio olímpico de los 'Juegos Mediterráneos' de Almería, tiene desde hace un tiempo dos gradas supletorias detrás de cada portería, y desde esta temporada también estrenan el color rojo representativo del club, en sus gradas.

En primera RFEF, solo dos conjuntos de entre los 40 que forman la categoría al completo, cuentan con pistas atléticas, y curiosamente, son ambos equipos de la provincia de Cádiz, el San Fernando CD y la Real Balompédica Linense.

Ya en la categoría que milita el Xerez Deportivo FC, la segunda RFEF, solo 6 equipos (incluyendo a los jerezanos) de 90 que la forman, tienen feudos olímpicos aún.

En total, solo hay 8 equipos con pistas atléticas en sus estadios de los 172 conjuntos que forman las cuatro primeras categorías del fútbol español, un porcentaje muy bajo.

Jerez merece un estadio acorde a sus aficionados, a su pasión y a su historia.

De nada sirve cambiar los colores de las pistas atléticas, si el aficionado no puede disfrutar de su equipo a pie de campo.

Si las cuentas del club jerezano que sea, o del ayuntamiento de la ciudad, no salen para hacer un estadio nuevo, habría que hacer algo en torno al que hay ahora, ya sea poner un par de gradas supletorias o como mínimo, (aunque solo sirva estéticamente) pintar el estadio del color azul que representa la ciudad y a los equipos más importantes de esta.

Con los asientos azules, Chapín representaría al Xerez después de muchos años, y con las gradas supletorias, se incrementarían los aficionados en el estadio, se viviría el fútbol de cerca más de 30 años después, y el xerecismo crecería incluso deportivamente hablando. Para el rival que visite el estadio no es lo mismo un público pasional como el xerecista a 50 metros de distancia, que a 5...

Ojalá se cumpla pronto, el xerecismo y Jerez, merecen un estadio de fútbol.

Chapín urge ser un estadio de fútbol