sábado 23/10/21

Individualidades y equipo no son sinónimos.

"Contar con el mejor futbolista de todos los tiempos en tu equipo, no te garantiza absolutamente nada"
Paris Saint Germain
Paris Saint Germain

Muchas veces (la mayoría), los aficionados al fútbol, aplicamos el término "equipazo" a los conjuntos que cuentan con grandes futbolistas.

Viendo los partidos del París Saint Germain esta temporada, uno se da cuenta si no era consciente aún, de que tener buenos jugadores no es lo mismo que formar un buen equipo.

Pongo el ejemplo del PSG porque es el club al que todo el mundo le adjudica la etiqueta de 'conjunto a batir' en esta temporada... por las razones que sean.

Si uno lleva años viendo este deporte, en el primer partido que jugaron esta temporada (y ganaron por cierto), te das cuenta de que más allá de contar con futbolistas top, quedan muy lejos de formar un buen equipo. 

Acuñamos esto de 'equipazo' por inercia, incluso muchas sin ni siquiera ver al conjunto en cuestión jugar. Ganan por la calidad que tienen arriba, por jugar en una liga menos fuerte que la italiana, inglesa o española y por tener ese punto de fortuna que también se necesita en esto del balompié, pero esto de la suerte, no siempre va a caer para el mismo lado. 

Cuando el París fichó a Leo Messi hace unos meses, todos pusieron a los franceses la vitola de favoritos a ganar la máxima competición europea, la Champions League, siendo bajo mi punto de vista, un gran error sin ni siquiera como he dicho más arriba, haberles visto pisar el césped a los 11 jugadores juntos. 

Contar con el mejor futbolista de todos los tiempos en tu equipo, inevitablemente te da más opciones de poder conseguir los objetivos, que no son otros que ganar, pero aún así, no te garantiza absolutamente nada, y menos en esto del fútbol, donde muchas veces un trofeo, se decide por pequeños detalles y centímetros. 

Me vienen a la cabeza grandes clubs que han contado con enormes futbolistas en temporadas pasadas, y no han conseguido ganar. 

Manchester City, Juventus, Barcelona, el propio PSG, o quién no recuerda al 'Real Madrid de los galácticos'. Ese equipo blanco contaba en sus filas con los mejores futbolistas del mundo: Casillas, Roberto Carlos, Beckham, Zidane, Figo, Raúl, Ronaldo... y se quedaron sin ganar esa ansiada Copa de Europa a pesar de partir como grandes favoritos año tras año. 

Pongo este ejemplo del Real Madrid porque es el más representativo y el que más se me asemeja desde mi punto de vista, al París Saint Germain de esta temporada. 

Y luego están los clubs, que ni por asomo, son superiores en nombres a otros muchos, pero que como equipo, como conjunto, lo son de largo. 

Sin irnos más lejos, el Chelsea no era favorito a principio de temporada para ganar la Champions la campaña pasada, ni el Atlético de Madrid de la 2013-14 para ganar la liga española, ni el Liverpool de Kloop hace dos años, ni por supuesto el Leicester City de Claudio Ranieri que ganó la Premier League de manera increíble ante varios todopoderosos conjuntos millonarios plagados de estrellas. 

Esa es la gran diferencia entre tener grandes jugadores y tener grandes equipos, y lo que muchos aficionados no comprenden, quizás condicionados por los "programas deportivos" que nos intentan vender bajo sus intereses algo que se aleja totalmente de la realidad. 

El PSG ganará muy probablemente la Ligue1 francesa esta temporada. Seguramente le baste con jugar como una banda mal organizada para levantar el trofeo doméstico, pero ya os adelanto sin ser futurólogo, vidente ni nada por el estilo, que mucho tiene que cambiar, si quiere levantar la famosa 'Orejona' en esta campaña 2021-22. La fortuna que tuvo el otro día contra el Manchester City, no la va a tener en todos los partidos ante rivales de esa talla. Al tiempo si no.

Individualidades y equipo no son sinónimos.