jueves 2/12/21

Gibraltar, más europea y menos británica gracias a Alfonso Dastis

Tribuna libre por Antonio Saldaña, Portavoz del PP en Jerez y Diputado provincial de Cadiz
Alfonso Dastis
Alfonso Dastis

Antes del Brexit Gibraltar no necesitaba, ni quería, levantar la verja de la frontera en La Línea de la Concepción. No demandaban de España más que la mano de obra barata, los restaurantes del campo de Gibraltar y las casas en Sotogrande y la Alcaidesa. Nos guste o no, los gibraltareños nos miraban desde arriba del peñón. Se podían permitir el lujo de no ser espacio Schengen porque sus relaciones con la Unión Europea las tenían directamente a través del Reino Unido; y mientras el Primer Ministro de Gibraltar le daba la espalda a la España europea, miraba de frente a la Europa de Londres. O lo que era peor, más allá de la verja física, desafiaban las leyes españolas de medioambiente o fiscalidad. Así hacían ver, con flema británica, su soberanía al más puro estilo colonialista británico. Pero ahora no tienen más remedio que darse la vuelta y sonreír si quieren seguir viviendo y no ahogarse en las aguas del estrecho.

A pesar de tener en Madrid, por el momento, un gobierno laxo en principios y con una idea desfigurada de España, que ha desaprovechado la oportunidad de sacar ventaja a favor de La Línea y el campo de Gibraltar tras el Brexit, lo poco que se ha conseguido, también por el momento, no se le debe a ellos sino a un ministro del Partido Popular, a la postre jerezano, que fue clave y firme en su negociación diplomática exigiendo un derecho de veto del reino de España a cualquier acuerdo de la Unión Europea con la colonia británica.

Fue en 2017 con Alfonso Dastis de ministro donde se inició el proyecto de una Gibraltar necesitada de España

Allá por el 29 de abril de 2017 y gracias a esta labor de la diplomacia española, el Consejo Europeo aprobó las orientaciones sobre el Brexit donde textualmente se recoge que “después de que el Reino Unido abandone la UE, ningún acuerdo se aplicará a Gibraltar sin un acuerdo entre España y el Reino Unido” Eso es algo así como, Picardo date la vuelta, enseña dientes y sonríele al pueblo español porque a partir de ahora los necesitas.

Es gracias a este derecho de veto y a esta postura firme de aquel gobierno popular por lo que Gibraltar, salvo que quiera morir de inanición, es hoy más europea y menos británica que ayer y se ve en la obligación de entrar en el espacio Schengen y eliminar la verja. Si no hubiese sido por ello nos vuelven a hacer la pedorreta.

Preocupación sobre la soberanía

Siendo sinceros la principal preocupación de la población de la Línea de la Concepción y los llanitos no es la soberanía. Ese es un debate, de fondo, pero que ambas partes saben que sólo tendrá solución con el paso de los años, y si lo tiene. Ahora se ha desaprovechado una gran oportunidad de poder compartir soberanía por el bien de ambas partes, pero sigue preocupando mucho más la desventaja fiscal, el parasitismo social y la desigualdad salarial y laboral que ocasiona el estatus del peñón que si manda uno o manda otro, aunque es algo importante. La población linense y la llanita se tienen aprecio y quieren soluciones. Ahora era un buen momento para ello, pero el Madrid de ahora no sabe ni por donde pisa.

Esperemos que el tiempo, la firmeza de la negociación del Ministro Dastis y un cambio de gobierno en España, permita que Gibraltar sea cada vez más europea desde España y que La Línea pueda, si quiera aproximarse, a los niveles de economía y empleo de la media europea.

Gibraltar hoy, gracias al ministro del PP Alfonso Dastis, es más europea y menos británica. Esperemos que mañana, con un gobierno firme y sensato en España, también quieran sentirse más españoles y más linenses.

Gibraltar, más europea y menos británica gracias a Alfonso Dastis