lunes 16/5/22

Respeto

"Piden respeto para ellos, cuando son ellos precisamente los que no tienen respeto por nadie y a nadie"

Respeto

En mi artículo anterior hablaba sobre las razones de la izquierda, en el sentido de que ellos, por ser de izquierdas y progres (más bien trasnochados, diría yo) siempre tienen razón en todo y tienen derecho a cometer todas las tropelías que haya menester.

Pues bien, me quedé corto, porque también hay que meter en este grupo a los “independes” a aquellos que piden y exigen respeto a la democracia y son los primeros que no la tienen con nadie.

Y viene a cuento por las declaraciones del presidente del FC Barcelona en la que pedía respeto para aquellos que llevaran al partido de futbol de la final de la copa del Rey banderas “independes” y que pitaran al nuestro Rey y al himno nacional.

El respeto (del latín respectus, ‘atención’ o ‘consideración’), según los diccionarios, es «la consideración y valoración especial que se le tiene a alguien o a algo, al que se le reconoce valor social o especial diferencia». Muchas formas de respeto se basan en la relación de reciprocidad (respeto mutuo, reconocimiento mutuo, etc.). Tradicionalmente se considera que las muestras de respeto están relacionadas con cuestiones morales y éticas, aunque en algunos casos tienen que ver con cuestiones legales y culturales.

Pero que graciosos son todos, en especial este señor. Pide/n respeto para ellos, cuando son ellos precisamente los que no tienen respeto por nadie y a nadie. Piensan, creen y actúan que son los que están en posesión de toda verdad y exigen que se les oiga, que se les escuche, pero ellos ni oyen ni escuchan a nadie. Entonces ¿Qué respeto pueden pedir o exigir? ¿Tienen acaso atención o consideración hacia los símbolos del Estado Español?

¿Han respetado ellos la Constitución Española?  ¿Respetaron las leyes, a las autoridades, a los jueces?  ¿Respetaron a la autoridad de las fuerzas de seguridad del Estado Español? ¿Han respetado, algunos comerciantes, a clientes que no eran catalanes, por ej.  guardia civil y policía? ¿Han respetado muchos profesores a sus alumnos? ¿Han respetado, esos profesores, a la voluntad de los padres que no querían que sus hijos se educaran en el odio y la intolerancia?

Entonces ¿cómo puede venir ese individuo, presidente de una institución (que no se merece a ese presidente) a pedir respeto para los hinchas de su equipo? ¿Pero es que no tiene vergüenza? ¿No tiene dignidad?  ¿No se da cuenta de lo que está pasando en su región, en su autonomía?

Claro es que, para esos que se creen que tienen todos los derechos del mundo, (igual que los nazis, igual que los dictadores, igual que ciertos partidos de la izquierda radical) pero muy pocos deberes y muy poca vergüenza, todo vale siempre que sea según sus miras o según sus intereses, sin preocuparse del “respeto” que le deben a los demás conciudadanos.

Para esos ultranacionalistas que piden “respeto”, no existe limite a sus tropelías soberanistas y están acostumbrados, sobre todo la burguesía catalana, a hacer lo que le sale de las narices (con el beneplácito de los partidos gobernantes en cada momento) y siempre van de “victimas” y siempre con quejas.

Y su autonomía tiene que estar por encima de las de los demás españoles. Tan es así que, no quiero cansar a los lectores, ya sabemos todos lo de la “proclamación de la “republica catalana” y de todo el lio del “proceso” y de la falta de respeto y consideración que han tenido hacia todos aquellos que no pensaban ni piensan como ellos.

Por otra parte, están los ataques, de toda índole, que reciben aquellos que se consideran “españoles” y que no están por sus ideas independes, y que ha llegado hasta extremos insospechables y conocido por todos entonces el respeto que ellos exigen, nunca lo practican ni lo ejercen hacia los demás.

Luego están algunos medios de comunicación que viven de las subvenciones que les dan ese atajo de impresentables y que, aunque puedan tener sus ideas, (y que hay que respetarlas) afines a aquellos que les “dan de comer”, al menos, deben de respetar a los demás e informar con objetividad y respetando todas las ideas y opciones de aquellos que no piensan como ellos y que paisanos

Y los del Gobierno vasco casi igual, los mismo que los catalanes, casi muy parecidos en sus ideas y forma de actuar y que igualmente hablan mucho de respeto a su identidad, pero ellos no se lo tienen al conjunto de los españoles y ni siquiera a sus paisanos que no piensan como ellos.

Cualquiera puede pensar que tengo una animadversión hacia los catalanes y los vascos. Nada en absoluto. En cambio, hay muchos de ellos que si que se la tienen hacia todo lo que suene a España.

Lo único que pido y exijo, tal como hacen ellos, es que respeten a los demás ciudadanos de esa región que son y se sienten españoles, a los que no piensan como ellos y a los símbolos y las leyes de este maravilloso país llamado España y en el que hemos tenido la suerte de nacer.

Respeto