sábado 27/11/21

¿Es el Día de Andalucía para la juventud una mera jornada vacacional?

Recomendamos el ensayo ‘Andalucía, ¿tercer mundo?’

¿Es el Día de Andalucía para la juventud una mera jornada vacacional?

Recomendamos el ensayo ‘Andalucía, ¿tercer mundo?’

Para muchos exponentes de las nuevas generaciones del sur del Sur el Día de Andalucía no deja de ser la alegría de una jornada meramente festiva. Un pretexto para descansar, para salir de marcha, para apostar por la evasión del yo. Un día en blanco para estudiar, para currar, para tumbarse a la bartola. Para significarse en el impasse de un puente propicio y propiciatorio.

La juventud no profundiza en Andalucía como concepto, como ideal, como seña de identidad, como ADN corporativo, como latido congénito. No usan la variable de la cultura con mayúscula para desglosar los cimientos históricos, el arquitrabe de la blanca y verde. ¿Es Andalucía un sueño en potencia o el potencial de una ensoñación que ha de ser revivido por los jóvenes hijos de esta patria de Blas Infante?

El debate del ideal andaluz ha de reflotarse al menos para reconstruir un fin común. En esta fecha señalada del Día de Andalucía recomendamos un ensayo plural por cuyas páginas jamás ha marchitado el tiempo. Se trata de “Andalucía, ¿tercer mundo?”, de Antonio Burgos. Escrito a principios de la década de los setenta, se ha convertido con todos los honores en un clásico. En una referencia de obligada lectura.

La contraportada de la primera edición ya advierte la inmortalidad visionaria de su contenido: “Andalucía no es una tierra tan feliz como aparece en las películas para consumo extramuros; ni como reza la leyenda de los carteles turísticos. Tampoco tan trágica como la describió Azorín. Pero hay algo que hace diferente Andalucía. ¿Qué ocurre en Andalucía, cómo es, cómo está, qué pasa en esta región?”. Se abre la sesión. La sesión de las ideas.

¿Es el Día de Andalucía para la juventud una mera jornada vacacional?