lunes 29/11/21

"El arte del chantaje y la mentira por norma"

"No descarten que las cifras que se esconden en los registros civiles de fallecidos, salgan de repente"
Pedro Sánchez junto a José Luis Ábalos en el Congreso de los Diputados
Pedro Sánchez junto a José Luis Ábalos en el Congreso de los Diputados

"El arte del chantaje y la mentira por norma"

"No descarten que las cifras que se esconden en los registros civiles de fallecidos, salgan de repente"

Siempre, uno espera que el esperpento, la gestión calificada como nefasta por todo el eco mediático internacional, tenga su fin. Pero oiga, que si le echamos ya jeta, y nadie mejor que Ábalos, señor del palillo de dientes y sol y sombra en "copassso", ya lo bordamos.

Hay que ser cínico, para chantajear a la oposición, para utilizar para tal fin, y como cebo, la angustia de autónomos y personas sujetas a ertes, y el colmo del remate es dejar caer sobre la figura de Pablo Casado, los muertos que desgraciadamente están por venir.

No cabe más vileza humana, ni el Guernica de Pablo Ruiz Picasso podría albergarla. Pero lo dicho. Para el socialismo 2.0, lo de la ética y la moral, es lo de menos. Se las dejaron en la mesita de noche, o quizás sean virtudes de fachas, y todo vale. Todo.

Les digo lo que va a pasar. El aparato mediático 'progre' ya está echando humo. Son conscientes de que el PP es la alternativa, subiendo sin parangón en las encuestas y ya no podrán utilizar el comodín de Vox para meter miedo al personal. Toda la artillería apuntando a Casado.

Los socialistas que de saber gestionar, poco, pero que manejan la comunicación y la propaganda a las mil maravillas, ya engañaron a la población, abriendo la mano a paseos de niños y ahora a los amantes del deporte. Todo ello, sin test masivos. Listos, muy listos.

En la España de la picaresca, y la puntual poca responsabilidad, saben que los rebrotes vendrán y los cucos, jugaban con eso... Y no duden, de que en caso de materializarse el "no", de Casado a la prórroga, tirarán de emotividad y rostro compungido, y esos nuevos infectados, serán achacables a los populares.

Es más, voy a más. No descarten que las cifras que se esconden en los registros civiles de fallecidos, salgan de repente, y Pablo Casado sea, el que mató a Manolete.

"El arte del chantaje y la mentira por norma"