lunes. 28.11.2022

Incompetentes, no tienen ni idea: un impuesto a quienes tienen para vivir donde quieran

El Gobierno de Pedro Sánchez prepara el éxodo de gran número de empresarios en España tras anunciar subidas de impuestos
María Jesús Montero, ministra de Hacienda del Gobierno de España de Pedro Sánchez
María Jesús Montero, ministra de Hacienda del Gobierno de España de Pedro Sánchez

Hablan a la población cómo si fueran tontos, enfrentando a la gente por sus ideas, su formación, su religión, costumbres o su dinero en el bolsillo. Es algo que siempre les funciona, hablar de que los ricos tienen la culpa, que se pueden exprimir más para que ellos tengan más dinero para gastar en todos, lo que ya se ha demostrado en 40 años de democracia que es falso. ¿Por qué? Porque muchos de los ricos son ellos, y no por sus salarios, sino por las prebendas que logran durante y después de sus carreras políticas.

Una ministra de Hacienda no puede ser quien arruinó Andalucía, que no tiene ni idea de cómo funciona una empresa ni de cómo se crea empleo.

Faltan luces, y María Jesús Montero demuestra su total incompetencia. Ha avisado que el Ministerio de Hacienda prepara un futuro impuesto temporal a las grandes fortunas debido a que Andalucía y Madrid bajan todos gran número de impuestos.

Vamos a ver. No hay que ser muy listos para saber que si se bajan los impuestos se logra que haya más dinero circulando, y por tanto mayor riqueza, la cual redunda en mayor crecimiento de empresas y mayor creación de empleo. Esto es así, siempre ha funcionado. Subir impuestos siempre ha provocado el efecto contrario, es dinero hoy y pobreza mañana.

¿Un impuesto a grandes fortunas? A quien tiene dinero para contratar asesores económicos e irse a la hermana Portugal, Andorra, Gibraltar o incluso Panamá. Brillante idea.

La pataleta de Pedro Sánchez y los suyos de querer ahogar a los creadores de empleo en este país, provocará el mayor éxodo de grandes empresarios y grandes fortunas de España.

Se sumirá el país en una crisis sin precedentes, puesto el que ya paga el 50% no querrá pagar más, y marcharse no le supondrá un coste, sino que encima aumentará sus beneficios. Les saldrá el tiro por la culata.

Pasó con los influencers/youtubers que se marchan a Andorra,  ahora pasará con más gente. Se lo tomarán como una aventura, y volverán cuando haya cambio de Gobierno, mientras el país irá cuesta abajo y sin frenos.

Incompetentes, no tienen ni idea: un impuesto a quienes tienen para vivir donde quieran