miércoles 19/1/22

El Gobierno de Jerez de la vergüenza

El nuevo gobierno de Jerez ha aprobado la propuesta de subir el sueldo a sus concejales

El Gobierno de la vergüenza

Hace tiempo que en Jerez no corren buenos tiempos, sobre todo si hablamos de economía. Unas semanas atrás, el Ministerio de Hacienda informó que el Ayuntamiento de Jerez acabó 2018 con una deuda de 756,4 millones de euros.

Ese mismo informe mostraba que Jerez es el cuarto ayuntamiento con mayor deuda de España, solo superado por Madrid, Barcelona y Zaragoza, ciudades que cuentan con mucha más población. Para hacernos una idea, cada jerezano tendría que pagar 3.553 euros para saldar la deuda del Ayuntamiento dirigido por Mamen Sánchez.

En este contexto, la primera medida que ha tomado el nuevo Gobierno jerezano ha sido la de subir el sueldo a sus concejales. Los miembros del Gobierno Local, así como los portavoces de los grupos políticos de la oposición, tendrán un aumento de entre un siete y un ocho por ciento.

"Dignificar la política" es la respuesta que dan a dicha subida salarial, como dijo José Antonio Díaz, delegado de Urbanismo, Infraestructuras y Medio Ambiente. Además, los socialistas justifican esta medida debido a la "buena senda económica" que atraviesa el Ayuntamiento de Jerez, a pesar de la deuda millonaria.

Con esta medida aprobada, la alcaldesa pasará a cobrar unos 64.000 euros anuales, los tenientes de alcaldía cerca de 50.000 euros, los delegados municipales unos 41.000 euros, mientras que los portavoces de cada partido político se llevará al bolsillo cerca de 38.000 euros anuales.

La propuesta, lanzada por el PSOE, ha sido aprobada gracias a los votos a favor de los socialistas y de Ciudadanos. Sorprende, que el partido naranja, siempre crítico con la alcaldesa, haya sido el gran aliado de los socialistas para llevar a buen puerto la subida salarial.

Con PSOE y Cs, 10 y 4 votos, ya tenían mayoría absoluta. PP y Adelante Jerez se abstuvieron,  y solo la concejal de Ganemos Jerez, Kika González, ha votado en contra.  De 27 concejales que conforman el gobierno municipal, solo uno votó en contra de la subida de salarios en la cuarta ciudad más endeudada de España. Parece una broma, pero no lo es.

Esta decisión ha creado crispación en la sociedad jerezana. Muchos se preguntan porque este dinero no se deriva a otras áreas del Ayuntamiento, como la limpieza, uno de los grandes problemas de la ciudad en los últimos años, o el empleo.

Hay que recordar, que días atrás este mismo gobierno local realizó un recorte en el Plan de Empleo municipal por el que más de 200 personas dejarán de optar a un puesto de trabajo en la ciudad.

Todo esto ocurre en una de las ciudades más endeudadas y peor gestionadas de España. Y ustedes políticos de Jerez, ¿no conocen la vergüenza?

El Gobierno de Jerez de la vergüenza