miércoles 25/5/22

¡Manos arriba, esto es un atraco!

Pascual Fernández sobre las eléctricas: “Hoy te sangro más que ayer, pero menos que mañana”

¡Manos arriba, esto es un atraco!

 Por Pascual Fernández Espín 

Comencemos reseñando la similitud marqueterizada y ñoña de una fecha que se aproxima, y que como otros años hará crujir las palmas y el peculio a todo un negocio entorno al día de San Valentín...Para todo acumulador de años que se preste, recordaremos aquellos tiempos, de moco blando y amor de comercio, donde se puso de moda una medallita de oro grabada con el tierno mensaje cupidiano de: “Hoy te quiero más que ayer, pero menos que mañana”.

Pascual Fernández Espín, escritor murciano nacido en Bullas en 1948, es autor de "Bulerías tal como lo escuché", "Salto lucero", "El pastel ajeno", "Con el Otoño a cuestas" y de "Testimonio de una tragedia".

Pues bien, en ese eslogan de rosa roja, regalito por medio y escapada de fin de semana parecen haberse inspirado nuestras queridas y nunca bien ponderadas compañías eléctricas para asaltar nuestras finanzas caseras. Y encima tienen suerte las puñeteras, ya que, si bien son dueños de nuestros bolsillos y sabañones, y como norma generar no gozan del fervor ciudadano, y yo creo que de ningún ateo ni cristiano, éstas si disfrutan de la compresión, rezo y chollo de algunos de nuestros políticos de pata negra.

Esos políticos que cuando cesan en su disneylandia particular tratan de acomodarse en las poltronas del megawatio como premio a su... llamémosle, “amistad desinteresada”. Dulce amistad la suya. Y en esas parece que nos encontramos de nuevo en estos momentos.

Amparados en las triquiñuelas de siempre y en un mercado totalmente opaco que han quedado en llamar, “mercado regulado”, pero que de regular tiene lo justo, ya que no lo entiende ni Dios, en los últimos días hemos visto con verdadera estupefacción como el ñoño mensaje de San Valentín ha sido tuneado descaradamente para convertirlo en otro menos alegórico, pero más jodidillo: “Hoy te sangro más que ayer, pero menos que mañana”.

Y así, si el lunes te desayunas con que el precio del megawatio ha subido un 5% en el mercado mayorista, el martes, otro tanto, el miércoles, ídem, el viernes más ídem…y diez ídem añadidos hasta ver con estupor como en la última semana dicho mercado ha subido un 25%, acumulando en el último mes una subida del 72%. O sea que, si esto sigue así y el recibo de la luz no se apea del ascensor, habrá que clausurar los enchufes y habilitar la bañera como cocina de leña y el lavabo como brasero.

Pero ojo, y esa es la gran moraleja del asunto, de este descarado expolio nadie se hace responsable...Todos miran para otro lado. El gobierno insiste en que si la abuela fuma, y que su parte de mercado regulado lo tiene congelado, y la patronal, que tururú. Vamos, que miremos para otro lado, ya que los verdaderos trúhanes del saqueo han sido la falta de lluvia y viento. ¡Ele ahí! Así, con un par. Y todo el mundo parece haberse quedarse tan pancho. Hasta el propio señor Rajoy, circunspecto él, dice que ya lloverá. Y pregunto yo: ¿pero cómo que no llueve ni hace aire? Lo que le faltaba a nuestras entendederas ciudadanas y carne de impuestos. Y precisamente estos días, donde el agua de San pedro y el viento de San Eolo la han liado parda en casi toda la geografía europea, ensañándose inmisericordemente con la española.

Pero que poco ocurrentes, puñeta. Teníais que haber elegido otras fechas menos sonoras para soltar semejante petardo. Pero eso no es todo, señores sufridores de bolsillos vacío e irritación llena, mucho de ustedes habrán tenido la dicha de haber leído el Quijote, cuando, referido a Rocinante, clama Sancho: “...todo molido y apaleado” Pues eso: molidos, jodidos y apaleados vamos camino de estar, ya que en versión del presidente de UNESA, mandamás de las compañías eléctricas, don Eduardo Montes, el consumo de electricidad a los españoles les sale más barato que a la media europea. ¡Toma ya!, y los sueldos también son más bajos, y las pensiones no digamos, y ahí me duele.

Aclara el señor Montes, que si hasta ahora el mercado no regulado ha incrementado el recibo de la luz unos nueve o diez euros al mes, en un futuro no muy lejano éste podría incrementarse bastante más. O sea, para que nos entendamos todos, el señor Montes vino a decir que la luz ha subido más o menos como los sueldos y las pensiones, un 72%. Y vuelvo a la carga con las pensiones: un euro de subida y sonrisa incluida. También el presidente de UNESA nos aclara que el 50% del recibo eléctrico son impuestos, subvenciones y ayudas, y por tanto ellos no son tan malos, ni tenemos que seguir mirándolos con malos ojos. Pues vale, les miraremos con ojos tiernos, a lo San Valentín... Es más, he tomado la decisión de no mirarle ni con buenos ni malos ojos, y más todavía, desde mañana mismo no desayuno más con usted, pero también le informo que voy a dejar de mirarme el ombligo para ampliar horizontes, y lo primero que voy a hacer es echarme el recibo mensual al careto, y se va usted a enterar como descubra aunque sea una coma mal puesta.

'Con el Peso del Recuerdo', la nueva obra del escritor Pascual Fernández Espín, ya a la venta

¡Dios santo y Jesús bendito! ¿Alguno de ustedes se les ha ocurrido alguna vez mirar semejante rompecabezas sin flipar o quedarse con dos palmos? Pues si es así, no lo hagan, y si lo hacen, que sea levemente y cuando la cabeza la tengan en su punto, porque hay que ser muy lumbreras para ponerle a cada uno de los entresijos  su verdadera entidad y el pellizco que le pega a nuestro bolsillo.

Échele un ratito sin dolor de cabeza y a ver que descubre. Veamos algunos conceptos del recibo eléctrico, de los de uso simple, que la compañía eléctrica nos envía a casa para que nos estrujemos la sesera. Veamos, digo: Consumo, peaje de acceso a la red, potencia, alquilé, renovables, factor de impuesto eléctrico, cogeneración, cogeneración de alta eficacia, gas natural, fuel, carbón, nuclear y otras. ¡Uf!, por fin. Claro, y si a todo ese galimatías, que de por sí le meten un buen viaje a nuestras finanzas, le ponemos la traca final del 21% de IVA, pues ya me dirán lo que se aleja la cesta de la compra de final de mes.

Ah, se me olvidaba. Según sentencia del Tribunal Supremo, del 26 de Octubre del 2016, el Gobierno; o sea, el Estado; o sea, los contribuyentes, tienen que devolver a las eléctricas los 500 millones de euros que éstas pusieron, correspondientes a la financiación del Bono Social en los últimos años. Y digo yo, ¿parte de este lío no tendrá su origen en el modo de recaudar los 500 millones de marras? Piénselo usted, aunque sea un poquito.

Y conste, para que quede claro, que no debería haber un hogar español en situación de pobreza energética, pero tambien conste, que nadie debería de tratar de vestirse con atuendos de falsa solidaridad, y de esto algunos políticos saben más que Lepe, y que las copas de la fiesta las paguen otros. Ustedes mismos.

¡Manos arriba, esto es un atraco!
Comentarios