La abuela gaditana enamorada del Betis

Merchi, una señora de 80 años, se hizo viral por su pasión y sentimiento por el club de toda su vida, el Real Betis

Ya sabemos que el amor no entiende de edades, ni de sexos, ni de distancia, pero sin embargo esto no deja de sorprendernos. Merchi, una entrañable señora de 80 años, fue entrevistada en los micrófonos de El Día Después, en los prolegomenos del Real Betis-Girona del pasado domingo, donde la mujer conmovió hasta al más acérrimo sevillista.

La señora, natural de Bornos (Cádiz), mostró todo su amor y sentimiento en un minuto de vídeo que no tiene ningún desperdicio. El brillo en sus ojos y su voz entre cortada, nos hace presagiar que todos sus sentimientos llegaban directos desde el corazón, como si de el más puro de los amores se tratase.

“Tengo ochenta años y doy gracias al Betis. Yo aquí (señalando al Villamarín), ya viéndolo, me voy a mi casa y si me muero, que me muera. A Joaquín tengo ganas de darle un abrazo… Y no puedo nunca. ¡Te quiero hijo! Eres mi nieto, mi favorito. Nada más que siento ‘Betis’ Vamos, me suena en los oídos. Los quiero, los quiero mucho. Vamos, es pasión. Es… Yo no sé lo que es”, declaró Merchi ante las cámaras delcarando su admiración por Joaquín y su Real Betis.

La señora llegó a insistir en que no se había casado porque su verdadera pasión no estaba en los brazos de un hombre, sino en las gradas del Benito Villamarín. “Yo no me he casado. No me he casado porque nada más que quería Betis. Hasta la muerte. Y esta es la ilusión más grande de mi vida. Mi Betis de mi alma”, recalcó la mujer.

Ante la rápida viralización del vídeo, el Real Betis no tardó en ponerse en contacto con la señora, a la que para su sorpresa le esperaba su ‘nieto’ favorito, Joaquín, a la salida del partido, para hacer cumplir el sueño de la seguidora más fiel y entregada que el Real Betis podía tener, darle un abrazo a su ídolo.

Este pequeño gesto del club, hace aún más grande la leyenda del Real Betis, un club que es mucho más que solo fútbol, donde siempre que puede hace crecer esa admiración de todo el mundo por el equipo de las trece barras.