martes 28/9/21

Sucesos Almería: Mata a su padre de 27 puñaladas

Los hechos tuvieron lugar hacia la medianoche del 13 de octubre de 2019, cuando el acusado acudió a casa de su padre en la zona próxima a Cruz de Caravaca
Un hombre ha matado de 27 puñaladas a su padre en Almería
Un hombre ha matado de 27 puñaladas a su padre en Almería

Tremendo crimen en Almería que ahora va a ser juzgado. La Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Almería acoge a partir de este miércoles, día 8 de septiembre, el juicio con jurado contra J.M.P., el joven acusado de matar su padre de 27 puñaladas en su casa en la calle Alcor.

El presunto parricida se enfrenta a 23 años de prisión por un delito de asesinato y por otro contra la salud pública al encontrar en la vivienda en la que vivía varios botes de cristal con diferentes cantidades de cannabis preparadas para su venta, según el escrito provisional de la Fiscalía.

Los hechos tuvieron lugar hacia la medianoche del 13 de octubre de 2019, cuando el acusado acudió a casa de su padre en la zona próxima a Cruz de Caravaca, con el que había convivido hasta fechas recientes.

Hechos justiciables

El jurado deberá determinar si el acusado actuó con premeditación al acudir al domicilio con unos guantes de látex y un cuchillo de cocina de unos 15 centímetros "con intención de causarle la muerte" o si solo acudió a la vivienda a recoger unos enseres personales y una vez allí, se inició una discusión tras ser increpado por su padre.

En este sentido, y en base a las pruebas y declaraciones que se aporten en las tres sesiones previstas, deberán determinar si el acusado habría aprovechado que su padre se encontraba viendo la televisión para efectuar un ataque "por sorpresa" por la espalda, con una primera cuchillada en el pecho, otra en el cuello y después otras 25 tras caer al suelo la víctima o si, por el contrario, previamente se inició una discusión por la que "el padre recibió una puñalada en el corazón".

La Fiscalía sostiene que el supuesto parricida, que confesó los hechos ante la Policía tras su arresto, habría accedido a la casa de su padre con unas llaves cuando la víctima, de 56 años, se encontraba en el salón sentado en un sillón mientras veía un programa de televisión.

Años de malos tratos

El presunto parricida, detenido pocos días después de la aparición del cadáver, se habría "obcecado" después de mantener una fuerte discusión con su padre la noche de los hechos tras haber soportado "años de malos trato", tanto él como su madre, según la versión dada a la Policía y que el joven habría ofrecido a los agentes poco después de su arresto.

El jurado también deberá ratificar, en caso de que resulte probado, que la relación entre la víctima y el supuesto agresor "nunca había sido buena", que el acusado consume estupefacientes "a diario desde que tenía 16 años" y que presenta un trastorno denominado 'síndrome amotivacional', el cual "daña seriamente sus capacidades cognitiva y volitiva", ya que estos aspectos junto con su supuesta confesión, podrían actuar como atenuantes ante una eventual condena e incluso para declarar su no culpabilidad en función del grado de aplicación.

El joven confesó el crimen en dependencias policiales tras encontrarse ropa en su vivienda con restos de sangre de la víctima. Así, se reveló como uno de los principales sospechosos después de que fuera situado en la escena la noche de los hechos, algo que "en una primera declaración policial negó a los agentes".

Sucesos Almería: Mata a su padre de 27 puñaladas