viernes. 19.07.2024
Uno de los arrestados en la operación de la Guardia Civil
Uno de los arrestados en la operación de la Guardia Civil

Los métodos para estafar resultan cada vez más sofisticados. Uno de los más recientes y dañinos es el conocido como 'Man in the middle'. En esta ocasión ha afectado de lleno a Andalucía y a varias personas, lo que ha provocado una operación policial saldada con 8 detenidos.

Según la información a la que ha tenido acceso ElMIRA, la Guardia Civil, en el marco de la operación 'Doctor-51', ha desarticulado una organización y detenido a ocho integrantes de la misma en Almería, por estafar presuntamente más de medio millón de euros con el método 'Man in the middle'. Entre los detenidos están el gestor societario, las personas que hacían de mulas económicas el que se dedicaba a buscarlas y asesorarlas.

Arresto de uno de los estafadores
Arresto de uno de los estafadores

El desarrollo de la operación constata que se han realizado dos entradas y registros en domicilios y se ha investigado a tres personas jurídicas, suspendiendo sus actividades comerciales y mercantiles. Asimismo, se han bloqueado y embargado preventivamente:

  • 41 cuentas bancarias
  • 21 fincas rústicas
  • Dos inmuebles urbanos
  • Un vehículo

638.000 euros estafados

Las investigaciones han podido confirmar que los detenidos interceptaban supuestamente los correos electrónicos de las empresas perjudicadas y modificaban sus números de cuenta para recibir el dinero que iba destinado a ellas. En total, el dinero estafado llega a los 638.442 euros y no se descarta que esta cifra aumente, ya que la organización operaba no sólo a nivel nacional, sino también en otras naciones:

  • República Checa
  • Francia
  • Suiza
  • Bélgica
  • Italia
  • Emiratos Árabes
  • Taiwán
  • Hong Kong

En este sentido conviene aclarar que la estafa consiste en interceptar los correos electrónicos entre dos interlocutores y suplantar la identidad de uno u otro para obtener y modificar información sensible de los potenciales usuarios.

En la estructura de la organización, los líderes se encargaban de interceptar los correos electrónicos de las empresas que iban a estafar y una vez lo conseguían, desviaban los fondos a unas cuentas creadas a nombre de testaferros y empresas pantallas, dificultando así el rastro del dinero.

Constitución de las empresas

Por otra parte, la constitución de estas empresas, a nombre de personas interpuestas solo reflejaban la apariencia de una sociedad para recibir transferencias de importes elevados de las empresas perjudicadas, simulando una actividad mercantil y eludiendo el control de los propios bancos.

Otro de los detenidos era el responsable de constituir las empresas y captar a las personas que iban a figurar como responsables de las cuentas bancarias a cambio de una comisión económica, lo que se conoce como mulas u hombres de paja. Cuando el dinero estafado a las empresas legales llegaba a una de estas cuentas, la mula económica recibía instrucciones para disponer de él por medio de retiradas en efectivo y entregas a otra cuenta o transferencias.

Los investigadores además de detectar los movimientos económicos entre cuentas, también han descubierto otros métodos que utilizaba la organización para el blanqueo del dinero como la compra de vehículos a motor o la simulación de la compra-venta de una finca rústica inexistente valorada en casi 1.800.000 euros. En este último caso, se abonó en concepto de reserva por el inmueble casi 270.000 euros, con la condición de que en el caso de no desembolsar el resto del importe que supuestamente valía, se produciría la pérdida de dicha fianza rescindiendo el contrato. 

Atención al 'Man in the middle', un método de estafa a gran escala: Hay 8 detenidos en...