domingo. 26.06.2022

La Bahía de Cádiz, ocho años sin el Vaporcito

La popular embarcación se había convertido en todo un emblema en la Bahía de Cádiz

Una tarde de un 30 de agosto una noticia corría como la pólvora por Cádiz. Se había hundido el Vaporcito, una embarcación que se había convertido en todo un emblema en el tráfico marítimo de la Bahía de Cádiz.

Afortunadamente no hubo que lamentar daños personales, pero sí el sentimental que supuso la pérdida de este símbolo que había sido objeto incluso de coplas de Carnaval. Poco o nada se pudo hacer después.

Habría que recordar que el Vapor de El Puerto era una motonave que unía Cádiz con El Puerto de Santa María. El barco estuvo activo desde 1955 hasta las 18:15 aproximadamente el 30 de agosto de 2011, cuando se hundió en el muelle de Reina Victoria tras chocar con la escollera de Punta Soto, en la parte de afuera del muelle del puerto de Cádiz.

Fue trasladado a varadero, para someterlo a una recuperación integral, bajo la dirección del ingeniero naval José Ruiz Cortés; sin embargo, tras el cierre del varadero, en febrero de 2016 se decidió desguazarlo debido a su mal estado.

El 30 de agosto de 2011, el Adriano III sufrió un incidente durante su recorrido desde El Puerto de Santa María hacia Cádiz. A las 17:50 horas aproximadamente del 30 de agosto de 2011 colisiona el barco, consiguió llegar al muelle a 3 nudos un recorrido de casi 1.5 km desde las escolleras hasta el muelle Reina Victoria de la dársena de Cádiz, allí donde se hundió.

Lo que en principio se publicó como una magnífica actuación del encargado del barco al evitar males mayores, se demostró después que fue un hundimiento causado por un error humano suyo. Los últimos tripulantes son mencionados como Juan Antonio Patrón, Juan Jefe Máquinas y Jesús Mecánico-Marinero del Vaporcito del Puerto de Santa María.

Tras estar sumergido durante veintiocho días, finalmente el 27 de septiembre fue reflotado por la empresa armadora y trasladado al Dique nº3 de los astilleros de Navantia, en San Fernando, mediante el remolcador Obama.

El 28 de noviembre fue trasladado al Varadero del Guadalete, en la margen derecha del río. El portavoz de los nuevos socios compareció en rueda de prensa junto al alcalde de El Puerto de Santa María para comunicar que la embarcación sería sometida a las primeras pruebas de navegación en febrero de 2012, a ser posible el 28, Día de Andalucía, y que el 12 de marzo, coincidiendo con el Bicentenario de la Pepa, haría su primer viaje de El Puerto a Cádiz.

Sin embargo, las previsiones iniciales de los plazos de ejecución indicados por los carpinteros de ribera no se ajustan a los trabajos requeridos por el armador, que encarga la dirección de los trabajos de recuperación de la embarcación al ingeniero naval José Ruiz Cortés.

El 30 de agosto de 2012 el nuevo propietario anunció que el Vaporcito volvería a navegar en la primavera siguiente prometiendo a los tripulantes que iba a ser los mismos. Para ello, se hizo un nuevo diseño del barco de una sola cubierta y muchas facilidades para los minusválidos que entonces no tenía. 

En 2014 cesaron todas las actividades en el Varadero del Guadalete; siendo derribadas sus instalaciones y quedando, por tanto, el Vaporcito de El Puerto en estado de abandono y sin que se hayan hecho apenas trabajos de rehabilitación en él, y en febrero de 2016 se desguazarlo aunque en 2017 no se había ejecutado.

La Bahía de Cádiz, ocho años sin el Vaporcito