domingo. 21.04.2024
Juanma Moreno y Teresa Ribera en Doñana
Juanma Moreno y Teresa Ribera en Doñana

Las relaciones entre el Gobierno de España y la Junta de Andalucía han dado un giro radical en los últimos tiempos. Después de años de desencuentros, la necesidad de abordar algunos problemas, especialmente los relacionados con la sequía, han permitido que existan puentes de entendimiento entre ambas instituciones como así ha evidenciado la vicepresidenta tercera del Gobierno y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico de España (Miteco), Teresa Ribera, ha agradecido el "especial cuidado" del presidente, Juanma Moreno, con Doñana.

A pesar de las diferencias, tanto el Gobierno de España como la Junta han puesto mucho de su parte para "cuidar" la relación. Todo ello ha permitido que desde el Ejecutivo nacional se destaque la gestión del humedal que, según dicen, "está siendo mucho más tranquila".

"Me parece que pone de manifiesto que siempre hay oportunidad de hacer las cosas en favor de los ciudadanos, de los ecosistemas y de los territorios más allá de que podamos tener diferencias con respecto a cuestiones concretas sobre cómo resolver los problemas", ha señalado en un Desayuno Informativo de Europa Press, en referencia a la actitud del presidente andaluz.

Asimismo, ha valorado como una "excelente noticia" las últimas lluvias caídas en Andalucía durante la Semana Santa aunque avisa que "las cuencas mediterráneas de Andalucía o, en particular, las cuencas interiores de Cataluña, siguen estando en un nivel bajo para la época del año en la que estamos. Por eso, yo creo que el mensaje segundo es: aunque sea una muy buena noticia, no hay que bajar la guardia".

Juanma Moreno y Teresa Ribera
Juanma Moreno y Teresa Ribera

Programa de inversiones en Doñana

Para tratar de paliar la situación de extrema sequía, la ministra ha recordado que el Miteco y la Confederación del Guadalquivir han activado un programa de inversiones "muy importantes" para recuperar el ciclo natural del agua en Doñana "y poder deshacer lo que se hizo en los años 60, 70, de secado cortando la manera en la que se inundaba la superficie o se recargaban los acuíferos, descargando presiones con esas extracciones ilegales, cerrando hasta 271 pozos ilegales por ahora y buscando la manera en que se generan alternativas de agua para las concesiones legales, para el uso legal del agua, que pueda llegar agua de otro sitio que descargue la presión de los acuíferos".

Asimismo, Ribera ha apuntado que "queda pendiente" la directiva Hábitats, que depende de la Junta. Junto a ello, ha señalado que ha hablado con algunos de sus "compañeros de mesa o de sala" sobre un proyecto socioeconómico para el entorno de Doñana que haga "viable una convivencia mucho más próxima, saludable, constructiva con el parque".

"Es decir, qué alternativas, qué diversificación para ese sector, cómo pueden todos los sectores, todos los vecinos, los ayuntamientos que están en esa zona, no sentir que su futuro lo tienen marcado a la producción de frutos rojos que dependen de un agua que escasea con respecto a las expectativas", ha remarcado.

El Gobierno de España ensalza el "especial cuidado" de Juanma Moreno con Doñana