sábado 21/5/22

Las precipitaciones en marzo se sitúan un 15% por debajo de la media histórica

El valor máximo registrado el pasado mes se ha localizado en el embalse de La Puebla de Cazalla, en Sevilla

La precipitación media registrada en marzo en la cuenca del Guadalquivir ha sido de 57 litros por metro cuadrado, un 15% por debajo de la media histórica, que se establece en 67 litros por metro cuadrado durante ese mismo período.

Así lo ha dado a conocer en un comunicado la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG), cuyo informe pluviométrico mensual recoge que las precipitaciones más importantes se han registrado en la zona occidental de la cuenca --provincias de Sevilla, Huelva y Badajoz--, en la cabecera del río Guadalimar --al noroeste de la provincia de Jaén--, y en la cuenca del río Guardal, es decir, en el noroeste de la provincia de Granada.

El valor máximo registrado el pasado mes se ha localizado en el embalse de La Puebla de Cazalla (Sevilla), donde se alcanzaron los 89,4 litros por metro cuadrado, mientras que las mínimas se han anotado en el embalse de Francisco Abellán (Granada), con 28,2 litros por metro cuadrado.

En lo que respecta a la precipitación acumulada, desde que se inició el año hidrológico hasta el pasado 31 de marzo se han recogido 372 litros por metro cuadrado, lo que se traduce en un déficit de precipitación del 15% con respecto al mismo período de los 25 años anteriores, que acumulaba 437 litros por metro cuadrado.

Atendiendo a la distribución de la pluviometría acumulada por provincias, se observa que los registros en todas ellas se sitúan por debajo de la media histórica.

Los valores máximo y mínimo se han localizado, respectivamente, en las provincias de Jaén --con 420 litros por metro cuadrado, un 4,5% por debajo de su media histórica--, y Ciudad Real, con 196 litros por metro cuadrado, un 29,5% por debajo de su media histórica.

Actualmente, los embalses de la cuenca del Guadalquivir almacenan un total de 3.907 hectómetros cúbicos, el 48,1% de su capacidad, lo que "garantiza el suministro de agua para tres años respecto al abastecimiento de la población".

Las precipitaciones en marzo se sitúan un 15% por debajo de la media histórica