domingo 22/5/22

Persecución de película por saltarse el control de acceso a Cádiz

Una persona de 32 años de edad ha sido detenida por la Policía Local de Cádiz acusada de un delito de desobediencia grave y resistencia grave a agente de la autoridad

Persecución de película por saltarse el control de acceso a Cádiz. Una persona de 32 años de edad ha sido detenida por la Policía Local de Cádiz acusada de un delito de desobediencia grave y resistencia grave a agente de la autoridad. Todo después de huir a la carrera después de que el vehículo en el que viajaba fuera interceptado en un control de acceso a la ciudad.

Los hechos ocurrieron ayer lunes 25 de enero, en el control de acceso a la ciudad que la Policía Local de Cádiz dispuso en la entrada a Cádiz por el Puente de la Constitución de 1812 al mediodía. Los agentes que participaban en el control requirieron la justificación de su presencia en la ciudad a los tres pasajeros de un turismo. El conductor y un pasajero, tras detallar sus datos, no pudieron justificar su presencia en la ciudad y fueron denunciados por no respetar la limitación de cierre perimetral de la ciudad.

Cuando los agentes procedieron a recabar los datos del tercer pasajero, éste se negó a facilitar dato alguno; manifestando no acordarse de su DNI ni de más datos que pudieran permitir su identificación.

Colaboración y requerimiento de datos

Ante esta actitud, la Policía Local de Cádiz le pidió que colaborara y facilitara los datos. Una vez comprobado que esto no ocurría, se le informó de que iba a ser trasladado a dependencias policiales para su completa identificación. En ese momento, el hombre empujó la mano al agente y salió corriendo por la avenida de la Bahía; atravesando los carriles de circulación y dando lugar a situaciones de peligro con el tráfico rodado.

Los agentes intervinientes iniciaron su persecución. A la altura del colegio Gadir un coche patrulla logró detenerle el paso y un agente pudo detenerlo no sin dificultades, ya que el hombre opuso una fuerte resistencia.

Practicada la detención, el agente actuante observó que el arrestado tenía algo metido en la boca y le instó a expulsarlo. El hombre, entonces, escupió una pequeña bolsa que en su interior contenía cocaína y una sustancia marrón. En los bolsillos se le intervino polvo prensado de hachís. Tras ello, fue trasladado a dependencias policiales para ser denunciado por un delito de desobediencia grave y resistencia grave a agente de la autoridad. Una vez allí se comprobó que el detenido era natural de Palencia.

Persecución de película por saltarse el control de acceso a Cádiz