domingo 5/12/21

Esta es la razón por la que los niños imitan El Juego del Calamar de Netflix

El colegio de La Salle de Jerez de la Frontera realizó un llamamiento a los padres sobre la importancia de qué los niños no vean la serie, pero ¿por qué ha pegado tan fuerte en los niños?
Esta es la razón por la que los niños imitan El Juego del Calamar de Netflix
Esta es la razón por la que los niños imitan El Juego del Calamar de Netflix

El Juego del Calamar es la nueva serie de moda en Netflix, y fuera de la plataforma, ya que todo el mundo habla de ella. La serie coreana ha llegado a España y ha causado sensación, tanta que en algunos casos se ha descontrolado como en el colegio de La Salle de Jerez de la Frontera, que han tenido que lanzar un comunicado para frenar estos juegos. 

Una serie agresiva y sangrienta ha llegado a la población más joven camuflada con juegos para niños, que ellos mismos pretenden recrear bajo unos valores de violencia, discriminación y machismo. Ante el surgimiento de este nuevo juego, es normal que muchos colegios hayan decidido lanzar llamamientos sobre la importancia de que los niños no vean esta serie. 

Alerta en los colegios por la llegada de 'El Juego del calamar'

Las razones por las que los niños imitan El Juego del Calamar

Pero, ¿por qué los niños se han obsesionado con El Juego del Calamar y lo toman como ejemplo? Lo cierto es que esta serie tenía todas las papeletas que triunfara tanto en adultos como niños, y estas son las razones:

  • Los juegos que se llevan a cabo en la serie son para niños, lo que hace que sea muy atractivo para los más pequeños, que ven la serie desde una perspectiva divertida sin ver el trasfondo que ella guarda. Se quedan en el mensaje de quién gana los juegos y quiénes son más fuertes.

  • También tenemos que contemplar los símbolos y colores que usan. El círculo, el triángulo y el cuadrado hacen recordar a los símbolos de los videojuegos, lo que hace que su estética les sea más familiar. Los planos llamativos llenos de colores rosas, azules y verdes, que surgen en el laberinto de pasillos, hacen que la serie sea mucho más atractiva visualmente. Algo fundamental para llamar la atención de los niños. 
  • Otro de los motivos recae en la responsabilidad de los padres. Muchos niños y adolescentes ven el mismo contenido que sus padres, aunque este no deban verlo los menores. Su poca madurez y experiencia hace que sea difícil que vean la serie de Netflix desde una perspectiva más profunda y abandonando la visión de pisotear a los demás para ganar.

Aunque pudiera parecer un juego de lo más inocente, los niños ya han aprendido su dinámica y quien no gane los juegos tendrá su propio castigo. La violencia se ha apoderado de los juegos para niños y los profesores no saben cómo controlar esta situación. Por ello, el colegio de la Salle en Jerez de la Frontera ha tenido que lanzar un comunicado.

El comunicado de La Salle de Jerez

Al parecer, en dicho centro alumnos de 5º de Primaria estaban imitando los juegos que aparecían en El Juego del Calamar, más en concreto 'Luz roja, luz verde', que se trata del conocido 'Un, dos, tres, pollito inglés'. La única diferencia es que en la serie de Netflix, una muñeca gigante acababa con la vida de las personas que se movían cuando no podían. Pues bien, los niños han adaptado este violento juego y quien pierda en dicho juego, el perdedor recibe un puñetazo. 

'El juego del Calamar' llega a los colegios

El profesorado se ha percatado de esta situación y han decidido mandar el siguiente mensaje a los padres del alumnado:

Estimadas familias: No sabemos si están al tanto, pero por si acaso les ponemos en alerta, Se está poniendo de moda entre los más pequeños y algunos más mayorcitos, una serie que puede encontrarse en Netflix y que se titula “El juego del calamar".

Nos llegan noticias muy desagradables de otros lugares en los que esta serie ha provocado acontecimientos violentos nada deseables. Les recomendamos que se informen si sus hijos están viendo dicha serie y en caso de ser así, se planteen la posibilidad de hablar con ellos sobre el  tema o incluso prohibirles su visionado.

Esta es la razón por la que los niños imitan El Juego del Calamar de Netflix