jueves. 18.08.2022

Al Cristo de La Lanzada

Poema de Francisco Aurelio Dávila Rosso a la Fervorosa y Carmelitana Hermandad y Cofradía de Nazarenos de la Sagrada Lanzada de Nuestro Señor Jesucristo, Maria Santísima de Gracia y Esperanza y Nuestra Señora del Buen Fin de Jerez de la Frontera.

  • Me han dicho que el Jueves Santo
  • allá en la Plaza del Carmen
  • al de Roldán no han sacado.

  • Un Cristo que en plena guerra
  • resistió de ser el blanco
  • de la ofensiva a su iglesia
  • y hoy se encuentra confinado.

  • Los antiguos carmelitas,
  • lo cobijaron y amaron,
  • dando el color de su hábitos,
  • al de los fieles hermanos.

  • Los estudiantes rezaban,
  • los estudiantes rezaron,
  • y allá en el cuarenta y nueve
  • a la calle lo sacaron.

  • Longinos cumple su orden
  • y frente al crucificado
  • clava su lanza de muerte
  • al fondo de su costado.

  • Sederia y Plaza Plateros,
  • lloran hasta Santo Ángel
  • Torneria y Rafael Rivero.

  • En la Puerta de Sevilla,
  • la De Gracia y Esperanza
  • no verá a su hijo sin vida
  • sentir su herida de lanza.

  • ¡Hijo, hijo, que aquí estoy,
  • que me consume la pena
  • sin ver tu muerte mis ojos
  • entre Juan y Magdalena!
  • ¡Llévame contigo al cielo
  • en una levantá eterna,
  • que vaya buscando el Carmen,
  • que quiero cruzar sus puertas!

  • Desde Alameda Cristina,
  • pasando por San Juan Grande,
  • Sevilla, Palquillo y Aire,
  • con tu corona de espinas.

  • Que vaya  clavá en tu frente
  • como un martirio de amores
  • por Cruces, Plaza Domecq
  • por Barranco y Curtidores.
  • Que vayas muriendo a chorros
  • hasta la Plaza Peones
  • y en Carpintería  Baja
  • mires al pueblo ,que espera,
  • y grites ¡ Llevadme al Carmen
  • como cada primavera,
  • que me he " desangrao" en las calles
  • de Jerez de la Frontera!

Al Cristo de La Lanzada