miércoles 1/12/21

Se trata, a no dudarlo, de una noticia tristísima. Ahora se ha dado a conocer aunque se produjo hace unos días en Sevilla. Una víctima, la Hermandad de la Sed, que había sufrido un robo en sus dependencias. Un robo de consideración. Un robo de largo alcance. Porque han sido sustraídas casi todas las pertenencias del ajuar de la Virgen de la Consolación. Esta es la relación de los objetos robados:

  • Potencias del Cristo
  • Granada de oro de San Juan de Dios
  • Medalla de la Ciudad
  • Cruz Pectoral del Cardenal José María Bueno Monreal
  • Cruz Pectoral del Cardenal Amigo Vallejo
  • Todos los Rosarios regalados por hermandades
  • Joyas particulares
  • Barco que representa la advocación de la Virgen
  • Dinero de la lotería de Navidad
  • Barco completo de otras joyas

La noticia ha corrido como la pólvora no sólo entre los hermanos de la Hermandad de la Sed, sino también en toda la ciudad de Sevilla y seguidamente ya a lo ancho de toda Andalucía.

Comunicado del Hermano Mayor

Al hilo de este incidente, el hermano mayor de la cofradía ha publicado el siguiente comunicado: “Estimados Hermanos: El día de ayer fue muy duro para todos nosotros. Como se trasladó, unos desconocidos han accedido a nuestra casa de hermandad, rompiendo los barrotes del balcón, accediendo a las dependencias y con el objetivo de llevarse los bienes de valor que tiene nuestra Hermandad”.

“Los ladrones han sustraído parte del patrimonio material del Santísimo Cristo de la Sed y del ajuar de Santa María de Consolación, especialmente los de pequeño tamaño. Mas allá del valor económico, se han llevado piezas con un alto valor sentimental para nuestra institución, hechas o donadas con el esfuerzo de muchos hermanos”.

“Los cincuenta y un año de vida que tiene nuestra Hermandad nunca han sido fáciles. Si la Hermandad ha llegado a donde está es gracia al esfuerzo, ilusión y cariño de muchas personas. El Cardenal Bueno Monreal fue una de las personas que más luchó por la creación de una cofradía en el barrio de Nervión, por eso uno de los enseres que guardábamos con más cariño era su pectoral, el que usó en su consagración como Cardenal y que desde 1978 lucia en el pecho de Santa María de Consolación”.

La paz es fruto de la justicia

“El Cardenal siempre nos pidió que fuéramos valientes, que no nos rindiéramos, que en todas nuestras acciones que nos guiemos por el camino de la Iglesia y nos dejó su lema: “La paz es fruto de la justicia”. En este caso, a las personas que han querido sustraer nuestras ilusiones, nuestros esfuerzos y nuestro patrimonio, solo queremos decirles que el Santísimo Cristo de la Sed y Santa María de Consolación, Madre de la Iglesia les perdone por sus acciones y todos los hermanos pedimos, con la intención de San Dimas, la recuperación de los bienes sustraídos”.

“Aunque la Hermandad está cubierta y asegurada totalmente por este robo, confiamos en la profesionalidad y saber hacer de la policía científica para que nos ayude a resolver el robo que hemos sufrido, especialmente por la recuperación de la joya que, además del valor económico, tiene alto valor sentimental”.

“Desde estas líneas queremos agradecer las innumerables llamadas, mensajes y ofrecimientos que hemos recibido de todas las Hermandades de Sevilla, de todas las instituciones del barrio de Nervión y de la ciudad”.

No han podido robar la devoción

“Hermanos, tenemos que estar muy orgullosos de lo que es la Hermandad del Santísimo Cristo de la Sed y Santa María de Consolación Madre de la Iglesia. Se han llevado vuestras donaciones, las preseas que habéis regalado como parte de vuestra devoción y el patrimonio que durante ya más de medio siglo habéis ofrecido. Pero no se han llevado lo más importante, lo que nos une: la devoción a Jesús Sacramentado, la mira de una Cristo vivo que nos dice que tiene sed y los benditos ojos azules de María, que nos llena de consuelo y es Madre de la Iglesia”.

Roban todo el ajuar de la Virgen de la Hermandad de la Sed