sábado 28/5/22

Cádiz da un poco más de miedo y atrae a Íker Jiménez

Inaugurada La Casa del Terror y lo Fantástico en la calle Beato Diego de la ciudad

José Manuel Serrano Cueto, autor de la trilogía 'Cádiz Oculto' se enfrenta desde hace escasas fechas a un nuevo reto: La Casa del Terror y lo Fantástico', un lugar en el que a través de más de sesenta piezas se recogerán algunas de las historias y leyendas más conocidas de nuestra capital y parte de la provincia.

En el número 7 de la calle Beato Diego de Cádiz y acompañados de un texto explicativo se podrá disfrutar de bustos, cuadros, grabados, figuras, libros antiguos, documentos o herramientas, donde Cádiz está presente con el terror y lo fantástico como ingredientes fundamentales.

De lunes a domingo (excepto martes) y en horario de 10.00 a 14.00 h y de 17.00 a 21.00 h y por solo 3 euros, los visitantes de 'La Casa del Terror y lo Fantástico', que ya ha generado el interés del mismísimo Iker Jiménez, tendrán la oportunidad de apreciar mediante secciones como Bestiario, Fantasmas, Alienígenas y Brujería; numerosas historias que van desde la mitología, a ceremonias espiritistas en Cádiz, recreaciones de fantasmas, monstruos, como el hombre pez de Liérganes, talismanes y elementos de brujería para pócimas.

Fantasmas, monstruos, ovnis, leyendas y misterios en la provincia gaditana. Hasta ahora todo esto impregnaba las páginas de la trilogía de José Manuel Serrano Cueto, 'Cádiz oculto'. Sin embargo, esas "historias para no dormir" han dado un paso más para mostrarse ante nuestros ojos en la Casa del Terror y lo Fantástico.

Habrá figuras, bustos, cuadros, grabados, libros antiguos, documentos y herramientas, todos relacionados con la historia de Cádiz capital y su provincia. El espacio cuenta con unos 80 metros cuadrados, con una estancia principal abierta a todos y en la que se encontrará la exposición de 'Cádiz Oculto Ilustrado' y donde se podrán adquirir las entradas para acceder a un segundo espacio separado por una cortina roja, para guardar el misterio y “provocar la sorpresa”, que simula el aspecto de anticuario y es donde se exponen las sesenta piezas que conforman la muestra.

Cádiz da un poco más de miedo y atrae a Íker Jiménez