viernes. 19.08.2022
Alcazaba de Almería
Alcazaba de Almería

También llamada “La ciudad espejo del mar”, Almería es una de las ciudades más antiguas e interesantes de toda Europa. Esta ciudad es la capital de la provincia que lleva el mismo nombre.  Fue fundada en el año 955 por Abderramán III, y a partir de ese momento las páginas de su historia, que por cierto son extensas e interesantes, no han dejado de escribirse.

Antes de pasearnos por los recovecos de la historia almeriense, es necesario resaltar que esta ciudad milenaria se encuentra en el extremo sureste de la Península Ibérica. La rodea por el oeste la Sierra de Gádor; por el norte, la Sierra Alhamilla; por el este, el delta del río Andarax; y, finalmente, por el sur se abre paso una extensa bahía sobre el mar Mediterráneo.

Esta milenaria ciudad ha acobijado diversas culturas, razas y credos. Gracias al sincretismo cultural que allí se fue entretejiendo, hoy por hoy Almería es uno de los sitios más interesantes para visitar y complacerse en sus deliciosas muestras de diversidad cultural, arqueología y paisajes, que sin duda alguna te harán viajar en el tiempo. Entonces, ¿te interesa conocer mucho más? Pues no dejes de leer…

Así comienza la historia de Almería

Durante la edad de hierro florecieron en dicha región las culturas más importantes de toda la región insular Ibérica, los Millares y el Argar. La primera de ellas basó su economía en la agricultura, principalmente en la metalurgia del cobre, la caza y la ganadería. Por otra parte tenemos el Argar, quienes desarrollaron un modelo de alfarería bastante positivo, mejoraron el sistema agrícola y ganadero, e inventaron el vaso campaniforme y así lograron extenderse por toda la geografía española.

Posteriormente, los fenicios fundan las colonias de Abdera y  Baría, que años más tarde terminarían siendo cartaginesas.

Sincretismo cultural

Por su excelente ubicación geográfica, al sureste de la Península Ibérica, ha sido asentamiento de diversas culturas a lo largo de la historia. Los romanos la toman durante la campaña dirigida por Escipión, “El Africano”, y esta ciudad pasó a llamarse el Portus Magnus, debido a su intensa y productiva actividad portuaria. Ellos aportan su conocimiento y organización al desarrollo de la ciudad; la organización territorial, los impuestos y la explosión de la actividad minera se hizo sistemáticamente, mientras el comercio crecía.

Posteriormente, fue tomada por los vándalos, los visigodos y los bizantinos, quienes dejaron huellas profundamente arraigadas en las páginas de la historia Almeriense y también en la Europea en general.

Sin embargo, la historia de Almería comienza a tomar forma y significado cuando en la Edad Media es tomada por Musulmanes, específicamente en el año 713 d.c . Desarrollaron junto a los pobladores una sociedad próspera y una república de marinos, quienes optimizaron el comercio portuario. Durante el siglo XI y la primera mitad del siglo X, la ciudad fue conocida como barrio marítimo de Bayyana o Alt-Mariyat Bayyana.

No fue sino hasta el año 955 d.c que la ciudad se funda oficialmente por  Abderramán III de la Alcazaba, quien construyó una fortaleza de 43.000 MTS para protegerse de los posibles ataques del califato de fatimi, que era originario de Túnez.

Seguidamente, estalla la guerra civil en los años 1009 y 1010, y tras la desintegración del califato, la ciudad queda amurallada y toma el mando el rey Jairam, quien la independizó de Córdoba.

Asimismo, en el siglo XI se convierte en el puerto más internacional de Al-Andalus, siendo la seda el producto que más se comercializaba. Luego fue tomada por los cristianos, donde el comercio se desplomó durante 10 años.

Así llegamos a la edad moderna

En el siglo XVI la ciudad tuvo un importante retroceso en todos los ámbitos, ya que fue la época de la conquista española en tierras americanas, y por consiguiente el mercantilismo era el principal sistema de riquezas para España y Europa, pero Almería no formaba parte de ninguna ruta comercial, así que no aprovechó las riquezas que fueron generadas en aquellos años.

La ciudad sufrió varios años a causa de los barbáricos y por las inclementes consecuencias de la naturaleza, pues los terremotos azotaron la costa. Como dato curioso, la Catedral de Almería quedó destrozadas y el Fray  Diego Fernández la mandó a reconstruir de nuevo.

No fue hasta el siglo XVII que comienza una despoblación vertiginosa y masiva, pues las malas líneas de comunicación y las pocas oportunidades de empleo y subsistencia, comenzaron a mermar, entonces esto afectó directamente a Almería. Sin embargo, la actividad minera siguió bastante activa y comienza a surgir el movimiento cultural, etnográfico y literario; empiezan a recolectar información, a documentar y se escribe el primer libro de la historia Almeriense.

Finalmente, la edad contemporánea

Los franceses llegan a tomar la ciudad por un periodo relativamente corto, gracias a la lucha de independencia. También regresa el absolutismo, de la mano del rey Fernando VII en 1814. Posteriormente, hubo la matanza de los colorados; soldados provenientes de Gibraltar pretendían proclamar la independencia, y fueron fusilados por absolutistas.

También cabe resaltar que se lograron avances en lo geopolítico, comercio e infraestructura, y geopolíticamente queda desvinculada de Granada y toma administración propia, lo que hace que la ciudad tenga más ingresos y mejores oportunidades.

Desde el siglo XX Almería ha sido levantada en todos los ámbitos gracias a la minería y el cultivo de uvas, creando una sociedad burguesa y remodelando todo el casco histórico, la urbe y el sistema de vida de todos sus habitantes. También, la aparición de algunos edificios modernos en pleno casco histórico, hacen que esta ciudad refresque sus calles y se optimice.

Sin duda alguna, Almería es una ciudad llena de encantos naturales, culturales y arqueológicos, que la describen a la perfección en cada paso que se dan por sus calles llenas de monumentos, murallas, costas y, por supuesto, mucha historia que no para de escribirse y menos de contarse.

Definitivamente no te puedes quedar esta historia para ti solo, invita a tus amigos a leer este artículo y hablen juntos sobre tan interesante tema.

Emocionante historia de Almería, una de las ciudades más antiguas de Occidente