sábado 21/5/22

La caseta ‘Al relente’ cumple 60 años en la Feria

Un acto conmemorativo ha servido para celebrar tan señalada efeméride

Existen y coexisten jerezanos de bien, jerezanos leales, jerezanos cabales – de pro y de prez- que mantienen y exaltan la quintaesencia y los valores paradigmáticos de la Feria de Jerez. A mayor honor y gloria de la conservación de su idiosincrasia. A mayor honor y gloria de sus señas de identidad. Es el ejemplo ferviente de cuantos han abrazado y abrazan la envergadura, la grandeza y la nobleza de la caseta ‘Al relente'.

Una caseta que representa a una asociación de amigos de siempre. De amigos que han sabido enlazarse de generación en generación. La caseta ‘Al relente’, pura jerezanía, ha cumplido 60 años. Una caseta sexagenaria en pro de la Feria de Jerez. Hete ahí la constancia y la consistencia de su fidelidad a la fiesta. A la ciudad efímera que Jerez alza en el Real cada mes de mayo.

Esta pasado lunes se celebró en la propia caseta un acto conmemorativo. No era para menos. La ocasión lo merecía con creces. Mauricio González Gordon como invitado distinguido. La memoria y la nostalgia se hicieron presentes en la concurrencia. Hizo uso de la palabra el presidente Gabriel Mateos Benítez para pronunciar un breve pero emotivo discurso de sentido mensaje y largo alcance. Transmisión justa y necesaria.

Mateos Benítez indicó que “yo, como presidente inmerecido, porque el presidente perpetuo es y seguirá siendo mi gran amigo don Manuel Galindo Acosta, que seguro que su alma la tenemos hoy aquí con nosotros, no tengo más remedio que acordarme de todos y cada uno de cuantos en la primavera de 1958 decidieron tener un lugar de reunión en la Feria donde disfrutar, cantar, bailar y recibir a los muchos amigos que pasaban por esta caseta”.

“Una caseta -prosiguió- que en sus inicios se montaba en mayo y en septiembre. Entonces no existían las estructuras de hoy sino que, con palos de eucaliptos y haciendo hoyos en el suelo y unos toldos alquilados, se montaba el chiringuito. Y con pimientos fritos, tortillas de patatas y a lo mejor algún que otro filetito, todo regado con Tío Pepe, pasaban los días de Feria. Siempre con un buen caldo de puchero reconstituyente para alargar la juerga”.

Gabriel Mateos se mostró satisfecho al subrayar que “de ahí hasta hoy han pasado la friolera de 60 años. Ya somos la segunda generación la que seguimos con la misma ilusión de mantener nuestro encuentro, año tras año, en este Real de la Feria. Espero que no perdamos las ganas de fiesta y que seamos capaces de acoger con todo el cariño que podamos a todos los que vengan a visitarnos". Que así sea. Enhorabuena al gran grupo humano de ‘Al relente’.

La caseta ‘Al relente’ cumple 60 años en la Feria
Comentarios