jueves 28/10/21

Por qué las sardinas de Málaga deben ser al carbón y no a la plancha

Muchas personas se atreven a realizar sardinas en sus casas con una plancha, sin saber que no tendrán nada que ver con el espeto de Málaga 
Cómo se hacen las sardinas en Málaga
Cómo se hacen las sardinas en Málaga

Si algo destaca en la provincia de Málaga es su impresionante costa y su gastronomía. Visitar la Costa del Sol significa hacer una parada obligada en los chiringuitos de la zona, para probar su exquisito pescaíto frito y el famoso espeto malagueño. Unas comidas que nos pueden apetecer durante todo el año, pero que no nos saben igual de bien si nos lo comemos en nuestra casa.

Puede que el lugar y no tener unas vistas frente al mar empeore un poco el sabor de la comida, pero también puede ser a que no tenemos los medios necesarios para hacer unas buenas sardinas malagueñas al carbón

Muchas personas se atreven a realizar este plato en sus casas con una plancha, sin saber que el resultado no tendrá nada que ver con la realidad. Además de que no estarán igual de sabrosas, ya que le faltaría el ahumado que le da el carbón y la leña, también se quedan mucho más secas.

Al tener un fuego mucho más directo, provoca que la sardina se haga con mayor facilidad por dentro y se corre el peligro de que quede seca. Algo que no ocurre cuando se hace en la tradicional barca de espetos, en el que los pinchan al carbón para que se vayan haciendo lentamente y queden en su punto las sardinas. 

espetos malagueños

¿Cómo se preparan las sardinas malagueñas?

Pero este no es el único condicionante para comernos unas buenas y tradicionales sardinas malagueñas, sino que influyen muchas otras cosas como la calidad del pescado, su tamaño, la leña que se usa para hacer las brasas, etc.

Ingredientes del Espeto de sardinas

  • Sardinas por espeto - 2 piezas por persona mínimo
  • Sal gorda
  • Agua
  • Una caña para cada espeto a preparar

En cuanto al tamaño, el chef marbellí Dani García ha explicado que "en Málaga, las mejores no miden más de un cuarto de una mano normal. Cuando son pequeñas se conocen como manolitas. Al cliente de Marbella le gusta la sardina no demasiado grande y junio es un mes en el que quedan muy engrasadas y sabrosas en el espeto". 

Para la preparación de las brasas: "Lo mejor es usar olivo. Debe ser madera seca sin más, es decir, no convertida en carbón vegetal. Hay que asar a fuego muy fuerte y poco tiempo. Se hace en un minuto y medio o, como mucho, en dos", ha detallado el chef.

Eso sí, una de las cosas más fundamentales a la hora de elaborar las sardinas de la forma tradicional es cómo pincharlas. "Hay que espetar siempre en caña y es muy importante cómo se pincha la sardina".

"Hay personas que espetan hacia abajo, pero tienen el riesgo de que se salga la tripa. Es preferible darle la vuelta y ensartar hacia arriba. Es decir, la caña entra por el lomo, que es la parte más noble de la sardina, y tiene que tocar la espina; después, doblar ligeramente el palo y la sardina y tirar hacia arriba para que salga por la tripa", explica Dani García.

Por último, pero no menos importante, el chef hace una recomendación básica para las sardinas que es asarlas con tripa, escamas, piel y espina. Así como sazonarlas de forma generosa antes de ponerlas a la brasa. 

Por qué las sardinas de Málaga deben ser al carbón y no a la plancha