sábado 4/12/21
Mouctar Diakhaby
Mouctar Diakhaby

Llegaba Mouctar Diakhaby al Nuevo Mirandilla en Cádiz y los gaditanos no olvidan el invento del francés, no se lo iban a perdonar tan fácil. El jugador francés aun no ha pedido perdón a pesar de que las pruebas de LaLiga señalan que nunca se produjo el insulto racista que dijo recibir de Juan Cala. El conjunto del Valencia CF abandonó el campo en modo de protesta por algo que nunca ocurrió. Nunca pidieron disculpas por entender algo que no se dijo.

Los cadistas no olvidan esta mentira y su posterior maniobra de distracción que podría haber tenido el objetivo de descentrar a los amarillos del Cádiz CF que iban arriba en el marcador. A Cala lo crucificaron desde todos los sectores a los pocos minutos de ocurrir, sin pruebas. Juan Cala no insultó a Diakhaby.

Luego se supo que todo era falso, que no ocurrió, que nunca se produjeron dichas palabras en un campo vacío de público por las restricciones del Estado de Alarma por el Coronavirus.

El Cádiz CF no ha podido repetir la victoria

Un empate ante los valencianistas ha sido el resultado final en el Nuevo Mirandilla en un partido marcado por las 7 ausencias de los jugadores que se fueron de fiesta tras la derrota ante el Rayo Vallecano.

Castigados del Cádiz CF por salir de fiesta en Madrid

  • Alberto Perea
  • Carlos Akapo
  • Marcos Mauro
  • Víctor Chust
  • Rubén Sobrino
  • Choco Lozano
  • Florin Andone 

Mouctar Diakhaby, todo un desastre

Diakhaby que al igual que Juan Cala salió en el segundo tiempo, en este caso en el minuto 59, fue pitado hasta la extenuación por parte de la afición del Cádiz CF. EL valencianista no daba pie con bola, la presión le pudo, posiblemente los remordimientos de haberse inventado en 2020 haber recibido un insulto de un jugador que destaca por todo lo contrario, por ayudar a los más desfavorecidos sin importar raza ni religión alguna.

Cada vez que le llegaba el balón la grada era unánime. Los pitos eran ensordecedores, tanto que su entrenador José Bordalás intentó mandar callar a la grada llevándose el dedo a la boda y dirigiéndose al público.

José Bordalás intentando hacer callar a la gradaJosé Bordalás intentando hacer callar a la grada

Por supuesto no iba a pasar. El insulto fue mentira, se lo inventó el francés, e intentó hablar mal de una ciudad que si algo tiene es el respeto a los foráneos.

Muchos son los aficionados valencianistas que han escrito en redes que "es vergonzoso" el recibimiento que han dado en el Nuevo Mirandilla al francés, pero realmente lo que es vergonzoso de verdad es haber mentido en algo tan serio como el racismo, que todas y absolutamente las pruebas digan que es falso lo que interpretó Diakhaby, y que sigan intentando mentir. Abandonaron el campo para intentar hacer ver algo que no ocurrió. Ahora no son bienvenidos.

Cádiz no olvida la mentira de Diakhaby y ensordece el Nuevo Mirandilla