lunes. 04.07.2022

Málaga CF 0-1 Burgos CF: Una derrota que vale una salvación y un divorcio con la afición

El conjunto malaguista no logró la victoria, pero los tres puntos perdidos por la Real Sociedad B le dieron una permanencia que no ha valido para contentar a los aficionados
Málaga CF 0-1 Burgos CF. LaLiga SmartBank. 2021/2022
Málaga CF 0-1 Burgos CF: Una derrota que vale una salvación y un divorcio con la afición

A falta de media hora para que comenzara el partido, no eran los jugadores del Málaga Club de Fútbol los únicos que calentaban, las gargantas de los aficionados también comenzaron a hacerlo. Las gradas se iban llenando y los cánticos empezaron a inundar, poco a poco, el Estadio La Rosaleda. Se esperaba la mayor cifra de asistencia de toda la temporada y nadie quería llegar tarde.

Primero, el himno, cantado por más de 25.000 almas, todas con el mismo deseo, acompañando la entrada de sus once guerreros al terreno de juego. Escasos minutos más tarde, el pitido del árbitro significaba el inicio de 90 minutos en los que los malaguistas no iban a dejar de remar junto al equipo, pues todos sabían lo que había en juego: el Málaga podía acabar el sábado consiguiendo la permanencia de manera matemática.

Málaga CF 0-1 Burgos CF. LaLiga SmartBank. 2021/2022
Málaga CF 0-1 Burgos CF. LaLiga SmartBank. 2021/2022

Pudo llegar la primera alegría en el minuto 8 de partido. Una triple ocasión provocó, de repente, el primer silencio en el estadio, pero ninguno de los intentos terminó con el balón al fondo de la portería del Burgos. Un gol anulado a Pablo Chavarría en el minuto 12 provocó el enfado de los malaguistas y devolvió el sonido a la grada.

Dominio malaguista en la primera parte

De nuevo el Málaga se precipitó sobre la portería visitante en el minuto 24, el Burgos estaba siendo sometido a un monólogo de los blanquiazules. Alberto Escassi era la gran referencia en defensa, muy atento, cortaba cada balón que podía suponerle un problema a Dani Martín.

En el minuto 31, un pase en profundidad de Luis Muñoz penetró en el área rival, pero Chavarría no estuvo acertado cuando quiso cazarla de primeras, otra clara ocasión para la cuenta malaguista. Sin embargo, el primero del Burgos estuvo a punto de materializarse en el minuto 40, pero esta vez no fue Escassi, si no el larguero el que se interpuso.

Unos segundos después, la suerte del Málaga no sería la misma. Minuto 41 del encuentro, el balón salió del córner, directo hacia el área de la portería de Dani Martín y, cabeceado por Miguel Rubio, se convirtió en el primer gol de la noche y el 0-1 en el marcador. Lejos de rendirse, la respuesta de la grada fue subir el volumen de los cánticos. Nadie estaba dispuesto a bajar los brazos.

La fe pudo ser recompensada al borde del descanso. Los minutos de descuento dejaron, quizá, la más clara de la primera parte, después de que un disparo lejano de Dani Lorenzo se fuera por encima de la portería visitante por pocos centímetros.

Garra hasta el final

La segunda mitad comenzó con una novedad sobre el terreno de juego. Pablo Guede movió su primera ficha: salió Ismael para dar paso a Víctor Gómez. Por lo demás, las sensaciones siguieron siendo las mismas, el Málaga tenía claro que iba a seguir dejándolo todo en el césped y las ocasiones blanquiazules llegaban continuamente. Primero Chavarría, por partida doble, y, después, Luis Muñoz.

Precisamente, ambos fueron los siguientes en abandonar el terreno de juego, siendo sustituidos, en el minuto 59, por Ramón Roberto. A pesar de no tener sobre ellos toda la presión que podrían, puesto que sus dos rivales en la lucha por la salvación estaban perdiendo sus partidos, lo que se veía sobre el césped era que, aún así, el Málaga quería la victoria, la última de la temporada en casa, y su forma de lograrla era seguir luchándola hasta el último segundo.

El siguiente cambio dio paso a Gassama, quien sustituyó a Vadillo en el minuto 66. Todo el juego se centraba en una sola mitad del campo, la defendida por el Burgos. Los de Guede seguían acaparando todas las acciones ofensivas. La situación se complicaba con la noticia de que la Real Sociedad B había puesto el empate en el marcador de su encuentro, lo que significaba que la permanencia tendría que seguir esperando.

El Málaga se salva a pesar de la derrota

Ocasión tras ocasión del Málaga, los 90 minutos iban llegando a su fin. Sin conseguir encontrar puerta en ninguna de ellas. El tercer gol del Huesca le arrebataba la luchada victoria al Sanse y eso significaba que el conjunto malaguista había conseguido su salvación matemática.

Sin embargo, el pitido final salió del silbato de árbitro y, lo que podía ser una celebración, se convirtió en un baño de silbidos y reproches, acompañados de cánticos como 'jugadores, mercenarios' o 'esa camiseta no la merecéis'.

El Málaga consiguió lo que tanto ha luchado, su ansiada plaza en Segunda División para la próxima temporada, pero ¿a qué precio? La afición respondió y llenó las gradas de La Rosaleda, pero la brecha entre ellos y los jugadores parece muy difícil de cerrar.

Málaga CF 0-1 Burgos CF: Una derrota que vale una salvación y un divorcio con la afición