lunes 23/5/22

¿Sequía goleadora? Ya nadie se acuerda del Málaga CF de antes de Pablo Guede

El técnico argentino solo ha necesitado dos partidos para mejorar los números conseguidos por Natxo González al frente del equipo
Pablo Guede en un entrenamiento del Málaga CF
Pablo Guede en un entrenamiento del Málaga CF

Las comparaciones son odiosas... o eso se ha dicho siempre. Sin embargo, a veces son necesarias y, en efecto, en este caso lo son. La llegada de Pablo Guede al banquillo del Málaga Club de Fútbol ha provocado un cambio radical en el equipo y lo ha convertido en algo irreconocible.

No es una exageración, ni mucho menos, lo único que hay que hacer para comprobarlo es echar la vista atrás un par de semanas. Tan solo 15 días le han bastado a Guede transformar al Málaga y pulverizar los número que ha cosechado Natxo González en su etapa como entrenador del conjunto blanquiazul.

Entrenamiento del Málaga CF
Entrenamiento del Málaga CF

Además, la épica lograda por el argentino no se limita solo a esta comparación con su antecesor, sino que también ha conseguido algo que los malaguistas llevaban muchos años sin vivir. La victoria en Butarque por un resultado por 0-3 era algo que el equipo no conseguía en la competición liguera desde la temporada 2010-2011, cuando en mayo se imponía al Atlético de Madrid, en el Estadio Vicente Calderón, con Pellegrini en el banquillo.

Guede pulveriza a Natxo González

El extécnico de los blanquiazules no tuvo tanta suerte, o tanto acierto, durante el tiempo que estuvo al frente del equipo. El Málaga de Guede ha anotado cinco tantos a favor en tan solo 180 minutos, algo que parecía imposible con la sequía goleadora que venía arrastrando desde el principio de la temporada.

En los 10 partidos de González en el banquillo malaguista se anotaron cuatro: uno ante el Zaragoza en La Romareda, otro en La Rosaleda ante el Cartagena y los dos restantes ante el Amorebieta, en Lezama. Cuatro goles en 10 partidos frente a cinco en dos. Los números hablan por sí solos. 

Seis jornadas para asegurar la permanencia

 Los resultados conseguidos por el Málaga de Natxo González dejaron un global de una victoria, tres empates y hasta seis derrotas durante las 10 jornadas que dirigió al equipo. Aún es muy pronto para sacar conclusiones, pero el empate y la victoria por goleada, fuera de casa, firmados con Pablo Guede en el banquillo permiten volver a soñar y a confiar en un equipo que había acabado con la fe de su afición.

A pesar de lo positivo de estos dos últimos partidos, el momento clave llega ahora. A la temporada le restan seis jornadas para poner el punto y final y el objetivo de la salvación está más claro que nunca. Con las pilas cargadas, un lavado de cara y la motivación renovada, al Málaga solo le vale ganar, continuar buscando su mejor versión y agrandar esa distancia de siete puntos con los puestos de descenso.

¿Sequía goleadora? Ya nadie se acuerda del Málaga CF de antes de Pablo Guede