jueves 9/12/21
El pulpo del supermercado no es español, sino de Marruecos
El pulpo del supermercado no es español, sino de Marruecos

El pulpo es uno de los alimentos gourmet más reconocidos no sólo en Jerez de la Frontera, sino en toda España, especialmente en Galicia, lugar destacado por elevar el número de pescas para esta especie con fines comerciales en Mercadona y otros supermercados y culinarios. En este artículo explicamos cómo reconocer el producto marroquí

El pulpo marroquí: un plato muy exitoso en España

Galicia es el máximo exponente de pulpo en territorio español, con fin de distribuirlo en mercados concurridos por la población, como Mercadona, por mencionar un ejemplo concreto. A partir de este animal se divulgan recetas como polbo á feira.

El pulpo del supermercado no es español, sino de Marruecos Pulpo a la gallega

Si bien Galicia es garante de difundir el pulpo a lo largo y ancho de España, es una realidad que el país consume el producto proveniente desde Marruecos, abriendo puertas a confusiones a la clientela.

Ahora bien, la adquisición de pulpos marroquíes tiene dos explicaciones:

  • En los últimos meses, la actividad de pesca ha disminuido considerablemente en Galicia. Por tanto, los comerciantes no perciben ningún tipo de ganancia.
  • La demanda española aumenta cada vez más, por tanto, la presencia de pulpos es más limitada dentro de sus fronteras. Para eso, necesitan adquirir el producto desde Marruecos en virtud de su calidad.

Definir cuál es el pulpo español del marroquí no es tan complejo como parece. En primera instancia, el sabor es prácticamente igual, porque las diferencias son más visuales que gustativas.

¿Cómo diferenciarlos?

El pulpo que habita en Galicia está dentro de su hábitat: porciones de agua con piedras sólida para mantenerse a salvo. A su alrededor hay bastante alimentación para nutrirse de los mejores componentes.

En contraparte, el pulpo de Marruecos yace fuera del agua en la mayoría de las ocasiones. Mientras los pescan, están situados en porciones de arena, distanciados de su ecosistema marino. Aparte, su estilo de alimentación dista de la especie española.

Su color es lo primero que vas tomar en cuenta para establecer diferencias y semejanzas. El pulpo español tiene tonalidades más oscuras, mientras que el marroquí posee tentáculos entrelazados, de tonos claros, a simple vista es más tierno.

¿Por qué un pulpo es más oscuro o cómo tiene tentáculos más pronunciados? Simple, la alimentación marca la pauta para un mejor desarrollo de sus extremidades. El pulpo gallego come un poco mejor, gracias a los mariscos presentes de su ecosistema.

El pulpo del supermercado no es español, sino de Marruecos

Cuando vas a cocinar el pulpo es otra opción de reconocer la procedencia del animal. Sumerge el animal en agua durante varios minutos, siendo el pulpo de Galicia el que pierde su piel a los pocos minutos.

El animal de Marruecos pasa mayor tiempo en el agua, porque su piel es más resistente en tratamientos de cocción. Por esta razón, los especialistas en pulpos están de acuerdo con que la especie marroquí es mejor en cuanto a su apariencia antes y después de cocinar.

Los gallegos expertos en culinaria establecen que el pulpo de Galicia es más “sabroso” en virtud de su buena alimentación en vida, con dietas basadas en mariscos y crustáceos. Ahora bien, no es un hecho clave para separar del pulpo marroquí, porque el sabor es muy subjetivo.

Un plato saludable

España ha adoptado ese pulpo pescado en Galicia como un plato de comida infaltable en las mesas. Incluso, las últimas estadísticas demuestran que es uno de los primeros productos que más se agotan en una jornada.

Esa escasez trajo como consecuencia que los restaurantes aumentaran el precio de cada menú si involucraba el pulpo. Por ejemplo, de 8 € pasó a 14 €, como compensación a esa carencia del producto. Más adelante se afianzó el comercio con la llegada de la especie marroquí.

El polbo á feira es la manifestación de que el pulpo se ha ganado un lugar privilegiado para los amantes de la comida marina. Por si fuera poco, es un plato bastante nutritivo, de fabulosos aportes para tu salud.

Tiene un porcentaje minúsculo de calorías, gracias a una composición del producto rondando el 90% de agua pura. No es un dato de gran valor, pero sí conviene saber que la suma de energía o grasas saturadas es nula.

Goza de minerales aptos para propulsar tu bienestar. Abunda en selenio, un mineral con potencial antioxidante. Interviene de forma directa ante los radicales libres que aceleran el envejecimiento celular. Acelera el metabolismo y te protege de algún malestar tiroideo.

Su presencia en Mercadona

En los últimos meses, el pulpo presente en Mercadona es sinónimo de éxito en ventas. No es un hecho extraño o aislado, porque España es de los países que más consume esta especie desde Galicia o su variante oriunda de Marruecos.

Pero ¿por qué es uno de los alimentos más buscados en este establecimiento? Primero, por su precio ajustado, y segundo, porque ahora no está acompañado de complementos que mejoran su sabor. Solo sugiere la venta del pulpo con agua y sal.

Si bien Mercadona se asegura sobre los complementos para enaltecer el sabor del pulpo antes de la venta, es un hecho probado que los clientes prefieren la especie depurada, con agua y sal para su cocción casera.

En el supermercado cuentas con varias alternativas de compra: un kilo, kilo y medio, dos kilos, entre otros. Los tentáculos son otro punto de referencia para el consumo, si no eres amante de preparar su cabeza. Su textura es suave y amigable para tu paladar.

Para disfrutar de un plato más nutritivo, agrega una cantidad abundante de aceite de oliva junto a varios trozos de pimentón. Con ello aseguras que tu almuerzo sea más saludable que nunca, por la buena presencia de agua en el animal, así esté cocido en su totalidad.

En lugar de aspirar a una comida de carnes rojas, agrega al pulpo en una dieta básica para notar cambios significativos en tu cuerpo. Esta especie da un paso al frente por el poco porcentaje de grasas saturadas.

Finalmente, elegir entre el pulpo gallego o marroquí es más sencillo de lo que parece. Visualiza muy bien su color, el tamaño de los tentáculos y el tiempo que demora en desprender su piel. Solo así puedes descubrir las diferencias en pocos minutos.

El pulpo del supermercado no es español, sino de Marruecos: cómo reconocerlo