martes 30/11/21

Tres jóvenes sorprendidos pilotando sus drones en el aeropuerto de Granada

En dicha zona está restringido el vuelo porque está incluida dentro del CTR o zona de control del aeropuerto granadino

Tres jóvenes sorprendidos pilotando sus drones en el aeropuerto de Granada

En dicha zona está restringido el vuelo porque está incluida dentro del CTR o zona de control del aeropuerto granadino

La Guardia Civil de Granada ha denunciado a tres jóvenes a los que sorprendió pilotando sus drones de carreras en el espacio aéreo controlado del aeropuerto Federico García Lorca Granada-Jaén.

Según ha informado el Instituto Armado en una nota de prensa, la Unidad de Seguridad Ciudadana de la Compañía de la Guardia Civil de Armilla sorprendió el pasado domingo 26 de enero por la tarde a los tres jóvenes en la antigua cementera de Atarfe pilotando tres drones no matriculados.

En dicha zona está restringido el vuelo porque está incluida dentro del CTR o zona de control del aeropuerto granadino. Es una burbuja de seguridad alrededor de cada aeropuerto para proteger el tráfico de entrada y de salida.

Esta zona también está restringido el vuelo de drones por el ATZ, o zona de tránsito del aeródromo de ultraligeros de Atarfe. Este espacio protegido cubre el movimiento de las aeronaves un radio de ocho kilómetros y menos de un kilómetro de altura alrededor de los aeropuertos.

Y además, los jóvenes se encontraban en una zona de restricción fotográfica del Ministerio de Defensa, las aeronaves carecían de placas de matrícula identificativas y los jóvenes no poseían tampoco autorización alguna para el vuelo de estas aeronaves.

Según el Real Decreto 1036/2017, de 15 de diciembre, por el que se regula la utilización civil de las aeronaves pilotadas por control remoto, los usuarios de aeronaves pilotadas por control remoto destinadas exclusivamente a vuelos recreativos deberán de cumplir una serie de condiciones.

Los requisitos son volar a una distancia mínima de ocho kilómetros de cualquier aeropuerto o aérodromo, volar fuera del espacio aéreo controlado, no sobrepasar los 120 metros de altura sobre el suelo, o sobre el obstáculo más alto situado dentro de una radio de 150 metros desde la aeronave.

Para volar estos drones es necesario que se haga de día y en buenas condiciones meteorológicas, aunque si la aeronave pesa menos de dos kilogramos están permitidos los vuelos nocturnos siempre que no se superen los 50 metros de altura.

El piloto no podrá perder de vista la aeronave y las aeronaves de menos de 250 gramos podrán volar en ciudad y sobre aglomeraciones de personas y edificios siempre y cuando no se superen los 20 metros de altura.

Aunque no es obligatorio para el uso recreativo, la Benemérita también recomienda encarecidamente contar con un seguro de responsabilidad civil.

El Instituto Armado también recomienda que se visite la página web de Enaire para consultar los lugares en los que se puede volar un dron cumpliendo la normativa actual.

Equipo Pegaso

La Guardia Civil cuenta en cada Comandancia con un equipo PEGASO, formado por guardias civiles especializados que se encargan del control de aeronaves pilotadas por control remoto, drones.

La popularidad y proliferación de este tipo de aeronaves ha venido ocasionando diversos incidentes que han afectado a la operativa aérea tradicional, generando un riesgo potencial y causando una sensación de inseguridad en los diferentes usuarios del espacio aéreo.

Ello viene originado, principalmente, por la falta de concienciación y desconocimiento sobre las reglas de circulación aérea vigentes por los usuarios de aeronaves pilotadas por control remoto, ya sean de tipo profesional o recreativo.

Tres jóvenes sorprendidos pilotando sus drones en el aeropuerto de Granada