martes. 16.08.2022

Un menor mata a su madre en La Antilla (Huelva): quieren que vuelva a la calle

Sucesos Huelva: La referida resolución le imponía al joven seis años de internamiento en régimen cerrado con tratamiento ambulatorio de salud mental
Un menor mata a su madre en La Antilla (Huelva). Quieren que vuelva a la calle
Un menor mata a su madre en La Antilla (Huelva). Quieren que vuelva a la calle

La crónica de tribunales aporta hoy martes, día 19 de julio, un hecho cuanto menos curioso y significativo, concretamente el caso de un joven para el que se ha solicitado el indulto tras matar a su madre en La Antilla (Huelva) cuando era menor de edad.

La información a la que ha tenido acceso El MIRA asegura que el Ministerio Fiscal ha desestimado la concesión de indulto total o parcial al joven condenado --en aquel momento menor y ya mayor de edad-- por homicidio doloso con agravante de parentesco por matar a su madre en julio de 2020 en el núcleo lepero de La Antilla en la provincia de Huelva.

El municipio de La Antilla, en la provincia de Huelva
El municipio de La Antilla, en la provincia de Huelva

La referida resolución le imponía al joven seis años de internamiento en régimen cerrado con tratamiento ambulatorio de salud mental, complementada con tres años de libertad vigilada con asistencia educativa para colaborar en su reinserción.

Adecuada reinserción

La Fiscalía sostiene que "el homicidio es "el máximo atentado contra la vida humana individual, suponiendo su extinción, y con ello eliminando la que supone la base sobre la que irremediablemente se sustentan los demás derechos de la persona", por lo que considera que "quien erradica la vida ajena no merece ser depositario de la confianza de que respetará cualesquiera otro derechos, al menos hasta que se produzca una adecuada respuesta resocializadora"

La propia Fiscalía señala que la concesión del indulto supondría la "frustración" del mandato legal de "impulsar las medidas orientadas a sancionar con más firmeza y eficacia los hechos delictivos que revistan especial gravedad", así como ha recordado que en el fallo de la condena existe el agravante de parentesco porque "la persona a la que el interesado arrebató la vida fue su propia madre".

Por esto, el escrito recoge que "se trata de un joven para el que la Ley no admite otra medida que el internamiento en centro cerrado, cuyos problemas psicológicos no se han resuelto y al que, pese a haber permanecido cautelarmente casi nueve meses en un centro, no se le ha podido aplicar el tratamiento que legalmente se prevé".

Sentencia condenatoria

Así, el Juzgado de Menores considera probado que el 19 de julio de 2020 se inició una discusión entre el joven y la madre por la negativa de esta ante las pretensiones del menor de marcharse al domicilio en el que vivían el resto del año, durante la cual "le arrebató el teléfono móvil y lo lanzó por la ventana" y, a continuación, "agarró a su madre por el cuello sabiendo que con esa conducta causaría el fallecimiento de la misma, algo que, finalmente, logró.

Seguidamente trasladó el cuerpo de la fallecida a la habitación de esta para que el perro no la viera, y tras preparar unos cubos con agua y comida para el perro, se fue a la habitación con el referido animal, donde transcurrió un tiempo" y proseguía que "a las 16,26 horas fue cuando realizó una llamada para manifestar que había matado a su madre".

Según la sentencia, "la mecánica del estrangulamiento excluye cualquier consideración de comisión imprudente, toda vez que se trata de un modo de obtención del resultado de muerte en el que es necesario un comportamiento mantenido en el tiempo".

Asimismo, la jueza rechazó las alegaciones sobre la concurrencia de la eximente de trastorno mental transitorio reclamada por la defensa, porque de los informes psicológicos y psiquiátricos "no queda en modo alguno acreditado que el joven sufriera enfermedad alguna".

Un menor mata a su madre en La Antilla (Huelva): quieren que vuelva a la calle