lunes. 17.06.2024
Acoso sexual en un gimnasio de Jerez | Archivo
Acoso sexual en un gimnasio de Jerez | Archivo

Una joven jerezana ha explotado en redes sociales ante el desagradable episodio de presunto acoso sexual vivido este pasado viernes 25 de junio en el gimnasio Activa Club de Jerez. Mientras la joven entrenaba, un grupo de hombres comenzó a intimidarla, acercarse e incluso insinuársele por el mero hecho de estar allí entrenando, una actitud degradante y que la propia joven ha decidido compartir en su perfil de Twitter.

"Hoy vengo a contaros la "maravillosa" experiencia que viví antes de ayer en el Activa Club", comenzaba relatando Andrea, que explicaba en un hilo en Twitter el calvario vivido en las instalaciones. 

La joven, que era el primer día al que acudía al gimnasio, empezó a notar presúntamente la incómoda mirada de algunos, a lo que lo achacó a que era nueva en el gimnasio y no lo echó demasiada cuenta.

Los comentarios empezaron nada más llegar a las máquinas para entrenar

Sin embargo, nada más situarse en la primera máquina comenzó a escuchar ciertos murmullos a sus espaldas. "Empiezo a entrenar, y a eso que empiezo a escuchar murmullos de los tíos que me estaban mirando (...) Sigo a lo mío hasta que empiezo a escuchar los comentarios más claramente: "mira la nueva cómo está", "vaya culo", "a esta la pongo yo a sudar de verdad".

Por si fuera poco, a estos denigrantes comentarios les siguió el acercamiento de uno de ellos, que con fin de entablar relación con ella le aconsejó ponerse en la "máquina en la que tenías que poner el culo más en pompa de todo el gimnasio".

 "Oye guapa, ¿esa máquina la has probado? Nos darías una alegría", le dijo el joven ante la estupefacción de Andrea, que se quedó "desconcertada" por su comentario y decidió hacer como la que no había escuchado nada. 

"Desconcertada (que a día de hoy me arrepiento), no dije nada, sino que miré para otro lado y resoplé de cansancio por la cantidad de gilipollas que me pone a veces la vida por delante a los cuales tengo que aguantar", clama en sus redes.

Para seguir con este claro episodio de acoso sexual, Andrea denuncia como uno de estos se le acerca para seguir con esta labor de acoso y derribo: "Al rato se me acerca otro y me dice: "tranquila, no hace falta que me limpies la máquina, que con ese culo no me importa que tú te sientes antes"".

"Ya no pude más. No soportaba otro comentario de mierda"

Por último, no contentos con esta intimidación individual, decidieron hacerlo todavía más claro y esta vez en grupo. "Viendo que no daban resultado sus intentos de apareamiento (que sinceramente no sé qué carajo esperaban que yo hiciese o les dijese), veo que forman un corrillo y se ponen de cara a mí mirándome todos, sin ningún tipo de reparo ni vergüenza. Para qué, ¿no? Si es un objeto", explica esta joven jerezana.

"Y ya por últimas escucho "ufff, es que la cogía del pelo lila y la ponía...". Ya no pude más. No soportaba otro comentario de mierda. Me tuve que levantar e irme de allí y mientras me iba, me pasé por delante y me cagué en sus muertos", termina Andrea en su perfil de Twitter, donde su denuncia ha provocado la tremenda repulsa de aquellos que la han compartido. 

Ir al gimnasio en ninguno de los casos debería de suponer una experiencia traumática para nadie. Para muchos hombres es impensable el hecho de ir al gimnasio y vivir una mala experiencia porque los demás usuarios no te dejen entrenar con intimidad. Sin embargo, este es el pan de cada día para la gran mayoría de mujeres que acuden a cualquier gimnasio y que tienen que aguantar las miradas, los comentarios y las dejaciones de estas "personas".

Denuncian un episodio de acoso sexual en un conocido gimnasio de Jerez