lunes 23/5/22
El MIRA Noticias
El MIRA Noticias

El Ayuntamiento de Jerez seguirá cobrando de momento el impuesto de plusvalía municipal a los contribuyentes que vendan su vivienda por menos dinero de lo que les costó, ya que para aplicar la sentencia del Tribunal Constitucional  debe llevarse a cabo un cambio de ley en el que se introduzca la excepción en el pago y así lo ha confirmado el delegado de Economía, Santiago Galván, en declaraciones a www.mirajerez.com.

Santiago Galván reconoció que la sentencia supone "una importante merma de ingresos para los ayuntamientos", si bien también aclaró que "aún hay que cuantificar la reducción que puede suponer teniendo en cuenta que ya han pasado los peores años de la crisis". El delegado de Economía confirmó que "en la actualidad el Ayuntamiento de Jerez ingresa por este impuesto unos diez millones de pesetas a los que habrá que restar la cantidad que se percibía hasta ahora en el caso de que se vendiera una vivienda sin ganancias".

No obstante,  recordó también que "de momento lo que dice la sentencia es que hay que adaptar la ley a esta excepción y, por tanto, hasta que esta modificación no se produzca no se puede dejar de pagar". En este sentido, avanzó que  ya se ha celebrado una reunión a nivel técnico para valorar las consecuencia de la sentencia y que desde el Gobierno local se han puesto ya en contacto con el partido para que en el Congreso se busquen las fórmulas para paliar la pérdida de ingresos que sufrirán los arcas municipales, teniendo en cuenta la situación en la que se encuentra y en especial la tesorería de Jerez".

Igualmente, explicó que "el impuesto de plusvalía se rige por la Ley de Haciendas Locales, que sólo se puede cambiar en el Congreso por lo que el Ayuntamiento tendrá que esperar a se cambie la ley como recoge la sentencia". A la espera de que se produzca esta modificación, el delegado de Economía explicó que "hay tenemos que seguir actuando como lo hemos hecho hasta ahora y mientras deberá ser el Ministerio de Hacienda, los partidos políticos y a la Federación Española de Municipios y Provincias, con la que queremos ir de la mano, los que deben trabajar en buscar la manera de paliar la merma de ingresos que esta sentencia va a suponer por la delicada situación de los ayuntamientos".

Efectivamente, tal y como explicó Mira Jerez, el día en el que se conoció la sentencia, lo primero que debe saber el contribuyente es que hasta que no se produzca el cambio de ley no se puede dejar de pagar el impuesto si bien posteriormente se podrá llevar a cabo la reclamación de la devolución. Además, sólo podrán reclamar a los ayuntamientos los que pagaron el impuesto anulado por el alto tribunal en los últimos cuatro años.

Lo que dice la sentencia del alto tribunal

Lo primero que debe saber el contribuyente es que el TC ha fallado a su favor de forma definitiva siendo los ayuntamientos, incluido el de Jerez, los que verán mermados sus ingresos por este caso excepcional que ha declarado nulo el alto tribunal. Según la sentencia, el Tribunal Constitucional ha declarado nulo el impuesto de plusvalía si el inmueble se vende por menos dinero del que costó inicialmente o por el mismo valor sin obtener ningún beneficio. El tribunal ya lo había anulado en anteriores sentencias para los territorios de Gipuzkoa y Araba/Álava, pero ahora lo hace a nivel estatal y pide al legislador que modifique este tributo que cobran los ayuntamientos.

El Impuesto sobre el Incremento del Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana, conocido como el impuesto de plusvalía, grava el incremento de valor de los inmuebles entre el momento de la compra y el de la venta. También se paga en el caso de una herencia o una donación. Sin embargo, para calcularlo no se tiene en cuenta el valor real de las transacciones de compraventa, sino que se toma como base el valor catastral del suelo y se multiplica por un coeficiente en función de los años transcurridos. Esto hace que el vendedor lo tenga que pagar siempre aunque el inmueble se haya vendido con pérdidas.

El Ayuntamiento de Jerez seguirá cobrando las plusvalías hasta que no cambie la ley