miércoles 20/10/21

Fernando Ónega siente verdadera pasión por Jerez

El periodista Fernando Ónega, miembro del Club de Embajadores de la provincia de Cádiz, rinde de nuevo un sentido homenaje a Jerez de la Frontera en una vibrante carta radiofónica en Onda Cero
Fernando Ónega siente verdadera pasión por Jerez
Fernando Ónega siente verdadera pasión por Jerez

El pasado jueves las palabras de cariño y admiración del periodista Fernando Ónega hacia Jerez resonaban con fuerza en el programa informativo de Onda Cero Radio, La Brújula, que emitió en directo desde la ciudad.

A lo largo de su dilatada carrera, Fernando Ónega ha dedicado numerosas muestras de cariño hacia la provincia, tanto a nivel particular como profesional. Entre ellas se encuentra la emotiva carta que dirigió a la ciudad de Jerez en Onda Cero en diciembre de 2014, en el que se confesó amante de los vinos de esta tierra.

Su total apoyo a Jerez y sus localidades cercanas han convertido a Fernando Ónega en el segundo miembro del Club de Embajadores de la Provincia de Cádiz. Sólo seis años después ha renovado su compromiso con la ciudad de Jerez.

Lo ha hecho el reconocido periodista enumerando su impresionante patrimonio cultural en un vibrante carta radiofónica: “Y un día se me abrieron muchas puertas de tus 26 palacios y casas palacios y fue como meterme en la historia y meterme en el arte y sentir la gloria de una nobleza que en ti, Jerez, sigue siendo un signo de distinción. Y poco a poco fui descubriendo tus quince museos y me quedé extasiado en esa genialidad llamada Museo de los Relojes o en ese Museo del Enganche de la Escuela Andaluza del Arte Ecuestre”.

La carta de Ónega se convierte en un valioso aval para la candidatura de Jerez a la Capitalidad Europea de la Cultura en 2031, que se suma al apoyo de la Diputación Provincial de Cádiz y de los Ayuntamientos de Cádiz, San Fernando y Rota, entre otros.

Carta de Fernando Ónega a Jerez

"Y buenas noches, Jerez. Jerez del Sherry. Jerez de la Frontera. Jerez del culto al vino y al caballo, últimamente a la moto y lo tengo que decir: del culto religioso, porque un día miré a ver si había tantas iglesias, santuarios y conventos como me parecía, y me salieron 38, sin contar tu majestuosa catedral. Perdonadme que lo recuerde: mi relación contigo, Jerez, fue siempre una historia de amor, quizá por ser de tan lejos, quizá por ser tan distinto. Pero un día llegué a tu estación de ferrocarril y descubrí la cultura del azulejo. Habrá estaciones más modernas en España, pero ninguna de tanto colorido".

"Y un día se me abrieron muchas puertas de tus 26 palacios y casas palacios y fue como meterme en la historia y meterme en el arte y sentir la gloria de una nobleza que en ti, Jerez, sigue siendo un signo de distinción. Y poco o poco fui descubriendo tus quince museos y me quedé extasiado en esa genialidad llamada Museo de los Relojes o en ese Museo del Enganche de la Escuela Andaluza del Arte Ecuestre".

"La culminación, un día, hace ya seis años: te hice una carta en la radio, en esta radio, y me empezaron a llegar fotos de esa carta reproducida en el hall de un hotel, como presidiéndolo, y me dije que no hay pueblo más agradecido. Y después apareció una mujer, Lola Rueda se llama, que tiene 17 empleos en su perfil de Linkedin, y preside el Consejo Social de Jerez, y es una agitadora del talento, y es dama imparable, y me nombró Embajador de la Provincia de Cádiz, después de Alvaro Domecq. Y ahora, gracias a ella, soy igual de embajador que Alejandro Sanz y Sara Baras y Niña Pastori y Jan de Clerck y Joaquín y Mirian Reyes y Ángel León, que en mi pueblo no se lo creen. Una historia de amor, Jerez de la Frontera. Y no quiero hablar de las bodegas que me hicieron sentir que hay otro mundo".

"Y tengo la promesa de pasar ahí la primera Semana Santa que tenga libre. Y no me perdono no estar ahí esta noche, undécimo día de la Fiesta de la Vendimia, la primera fiesta de la vendimia que hubo en España, y cada año debe ser más grande, porque cada año se ensanchan y conquistan más mundo los vinos de Jerez y los vinos de Cádiz, esos tesoros a vuestras artes debidos. Y mi sueño sería tener un caballo en Jerez para que me enseñe a bailar. Ay, Jerez. Jerez cuna de Lola Flores y la buleria, donde resplandece el flamenco. Jerez de la Calle Larga, la Plaza del Arenal y el Gallo Azul. Jerez del caballo cartujano. Jerez de gente noble y abierta. Eres un gran pueblo de 213.000 habitantes. Y sigues siendo aquella nostalgia que aprendí de García Lorca: no ha nacido cristiano que te haya visto y te haya podido olvidar".

Fernando Ónega siente verdadera pasión por Jerez