sábado 4/12/21

La sede de ADIJE en Jerez sigue en un estado "lamentable"

La presidenta de la asociación reclama tan solo "un sitio acorde para el número de socios que somos" 

Han pasado ya cuatro años desde que la Asociación de Diabéticos de Jerez se pusiera en contacto con el Ayuntamiento para resolver la ruinosa situación en la que se encuentra la sede, situada en la calle Honsario, en pleno centro de la ciudad.

Mamen Colón, presidenta de la Asociación, ha atendido a ElMira.es para denunciar las "condiciones lamentables" en las que se encuentra el edificio donde en principio se acogen a más de 160 familias llegadas desde todos los puntos de la provincia.

Desde 2015, la Asociación se encuentra luchando por encontrar unas condiciones dignas que cumplan mínimamente lo requerido, "en nuestra asociación somos 160 familias, que son 160 niños, niños de todas las edades, entonces yo a los niños no los puedo llevar allí, no podemos hacer los talleres allí, tenemos que estar alquilando alguna sede o algún local para ir haciendo los talleres", declara la presidenta.

Fue en el año 2016 cuando el Ayuntamiento parecía que por fin tomaría una medida al respecto "tuvimos una cita con ellos en 2016 y nos dijeron que nos iban a buscar una sede y que nos iban a arreglar aquello", sin embargo, no todo fue como se esperaba "mandaron unos peritos y nos apuntalaron las vigas, y ahí se quedó parado. No ha vuelto a venir nadie, ni a contestarnos ni nada de nada, ni tan siquiera para ofrecernos otro local".

Lo peor de todo esto no son las condiciones de la sede, sino la limitación que esto supone a la hora de que la asociación avance y prosiga con las actividades que normalmente se llevan a cabo. "Cuando organizamos un taller de nutrición a lo mejor alquilamos un sitio que tiene una cocina y a lo mejor me cuesta 300 euros alquilar solo el local, que lo tengo que estar sacando de las cuotas de los socios, entonces no avanzamos porque me supone el curso pagar a la nutricionista, el local, el comprar el material de alimentación, entonces me sale el curso por mil euros y la asociación no está para soportar ese gasto, por lo que nos vemos obligados en no poder realizar talleres", declara la presidenta.

La peor parte llega cuando todavía se tiene que realizar trabajos dentro de la asociación, un sitio que está prácticamente en ruinas y que sin embargo los voluntarios no se ven en otra que trabajar en esas condiciones. "Una de nuestras socias, viene tres veces en semana de 10 a 12 y está allí en la entradita que tenemos con la mesa, que aquello es un peligro y cualquier día ocurre allí una desgracia", comenta Mamen Colón.

Por parte del Ayuntamiento, el acercamiento para arreglar la situación es mínimo "en principio nos ha citado el día 27 de este mes, pero bueno a ver qué es lo que pasa, porque realmente tampoco nos ha llegado un comunicado oficial sino que ha sido a través de un socio".

Sin embargo, mientras que el ayuntamiento no propone ayudas para poder hacer frente al problema, numerosos partidos políticos y asociaciones ya han mostrado su apoyo a ADIJE, como así declara su presidenta: "El Gobierno local no, pero el resto de partidos políticos nos han apoyado y nos van a llevar a pleno la semana que viene".

En 2015, se le dejó un espacio a la Asocación para poder practicar allí sus actividades, pero para el asombro de Mamen "era una habitación de 15 metros cuadrados, ¿Como meto yo allí a 160 familias? Lo único que pido es un sitio acorde con el número de socios que somos"

La sede de ADIJE en Jerez sigue en un estado "lamentable"