martes 24/5/22

Nueva estrategia del Hospital de Jerez para evitar los efectos graves del Covid-19

El objetivo del hospital de Jerez de la Frontera es centrar la atención en aquellas personas más vulnerables con la posibilidad de aplicar tratamientos anticipados

Todo suma en beneficio de acabar con la pandemia de coronavirus. Así, el Área de Gestión Sanitaria de Jerez de la Frontera; Costa Noroeste y Sierra; a través de su hospital y los centros de atención primaria, ha puesto en marcha una estrategia de anticipación en la atención y prevención del ingreso hospitalario de los pacientes con alto riesgo de contraer el Covid-19 de forma grave.

El análisis de los casos diagnosticados mediante PCR desde que se inició la segunda ola de la pandemia ha permitido desarrollar una herramienta para la identificación de forma sencilla y rápida de los pacientes con un mayor riesgo de que su enfermedad se agrave y requiera ingreso hospitalario.

La idea, que partió de la colaboración entre los servicios de Farmacia Hospitalaria y Enfermedades Infecciosas del Hospital Universitario de Jerez, persigue priorizar el seguimiento de estos pacientes de alto riesgo e intervenir de forma temprana, con el objetivo de reducir la morbimortalidad por esta enfermedad infecciosa.

Tal y como explican Jesús Sierra, jefe de Sección del Área de Uso Racional del Medicamento de este hospital y Miguel Vázquez, adjunto del mismo servicio, ha sido necesario analizar la información disponible en la historia de los pacientes con PCR positiva para identificar el perfil de aquellos que finalmente acaban siendo hospitalizados.

‘RINGCOVID’, estudio de la medicación

La estrategia se basa en el estudio de la medicación que los pacientes tienen prescrita como parte de su tratamiento habitual. A partir de ahí, tratan de deducir de forma indirecta el tipo y grado de las comorbilidades y patologías que padecen. Esta información, que se encuentra almacenada en la historia del paciente, ha sido empleada para caracterizar el riesgo de hospitalización. De esta manera, se han identificado como factores asociados a un incremento del riesgo de ingreso hospitalario la edad; el sexo y la presencia de un elevado número de medicamentos (el tratamiento con insulina; anticolinérgicos inhalados; alopurinol y corticosteroides sistémicos).

Este modelo, cuya implantación ha sido realizada gracias al trabajo del Ingeniero Informático Daniel Ruíz; y que sus autores han bautizado como ‘RINGCOVID’. Esta herrameinta es capaz de ofrecer diariamente la valoración del riesgo de hospitalización de todos los pacientes con un diagnostico positivo de infección por Covid-19. De esta manera, diariamente el hospital envía a los respectivos médicos de atención primaria el listado de sus pacientes. Estos, tras haber dado resultados positivos en PCR el día anterior, deben ser estrechamente seguidos por los mismo ante el mayor riesgo de agravamiento respecto a otros pacientes.

Se trata, por tanto, en centrar la atención en aquellos que más lo precisan, pudiendo incluso implementarse estrategias de tratamiento anticipado. Esta valoración, ha aseverado el jefe del Servicio de Enfermedades Infecciosas del Hospital de Jerez, Salvador Pérez, puede suponer una herramienta “de enorme valor”. Tanto para los médicos de Medicina Familiar y Comunitaria que prestan asistencia en primera línea en los dos distritos sanitarios integrados en esta Área de Gestión Sanitaria (Jerez-Costa Noroeste y Sierra) como en las propias urgencias del hospital jerezano.

Nueva estrategia del Hospital de Jerez para evitar los efectos graves del Covid-19