miércoles. 07.12.2022

Salen a la luz más detalles de la comida del Rey Felipe VI en Jerez

El monarca almorzó en un salón que a esa hora de la tarde se encontraba completo y lleno de comensales que le brindaron una ovación a su entrada
El Rey Felipe VI con los empleados del Restaurante Venta Esteban
El Rey Felipe VI con los empleados del Restaurante Venta Esteban

La visita sorpresa del Rey Felipe VI al Restaurante Venta Esteban ha supuesto todo un revulsivo en el establecimiento que en los últimos días se encuentra en boca de todos. Desde que saliera a la luz la noticia de que el monarca almorzó en Jerez de la Frontera tras su estancia en Lebrija con motivo del V aniversario del fallecimiento de Elio Antonio de Nebrija, han sido numerosísimas las llamadas y visitas recibidas. 

"Cuando lo ves entrar por la puerta, con lo grande que es, te quedas pasmado", aseguraba uno de los cinco hermanos responsables del establecimiento a Andalucía Directo, mientras señalaba el lugar donde se le ubicó. Lejos de hacerlo en una sala privada, el Rey Felipe VI comió junto al resto de su expedición en un salón donde a esa hora de la tarde se encontraban todas las mesas completas. 

Felipe VI en el Restaurante Venta Esteban
Felipe VI en el Restaurante Venta Esteban

"Cuando lo vieron entrar la gente dijo: 'Viva el Rey' y empezaron a aplaudirle", relataba. 

Desde que abrieran sus puertas en la carretera de Arcos hace 40 años, han recibido la visita de multitud de personalidades, artistas, famosos e incluso presidentes del Gobierno de España pero nunca de la talla de un Rey.

La foto con los trabajadores, que quedó inmortalizada en la entrada del establecimiento, quedará para siempre grabada en los corazones de todos ellos, a expensas de conocer si finalmente también ocupa un lugar destacado en el 'salón de la fama' donde se encuentran cuadros que recogen fotografías con las figuras más destacadas que han pasado por la Venta Esteban de Jerez.

Lo que comió el Rey Felipe VI en la Venta Esteban

Como no podía ser de otra manera, el monarca degustó la típica berza jerezana y su pringá, uno de los platos más demandados. Junto a ello también probaron tomate con melva, ensaladilla, jamón, queso y pescaíto frito: cazón en adobo y puntillitas de Sanlúcar todo ello maridado con un fino en rama de González Byass.

Finalmente, para rematar pidió tocino de cielo de la casa, un plato con mucha historia en la ciudad de Jerez. 

Salen a la luz más detalles de la comida del Rey Felipe VI en Jerez