sábado. 01.04.2023

Estas son las identidades de los fallecidos en el avión privado que salió de Jerez y se estrelló en Letonia

La Guardia Costera sueca ha enviado aviones de rescate, embarcaciones y un helicóptero al lugar del accidente
Avión privado
Avión privado

Poco a poco se van descubriendo nuevos datos acerca del trágico accidente protagonizado por un avión privado que partió de Jerez de la Frontera en la tarde del domingo 4 de septiembre y se estrelló en el mar Báltico cuando se dirigí a Colonia (Alemania). Fuentes oficiales ya han confirmado que en total han fallecido 4 personas y que todas ellas pertenecían a la misma familia. 

El jet privado Cessna era propiedad de Karl-Peter Griesemann, dueño de la empresa Quick Air, una compañía de vuelos chárter con sede en Colonia. El empresario, de 72 años, se encontraba de vacaciones en la provincia de Cádiz, donde tenía una casa en Zahara de los Atunes, muy próxima a la playa de los Alemanes.

Karl-Peter Griesemann, un apasionado del Carnaval
Karl-Peter Griesemann, un apasionado del Carnaval

De este modo, tomó rumbo desde Jerez hacia Colonia junto a su mujer, Julianne, su hija Lisa y el novio de esta hasta que en un momento del trayecto el aparato comenzó a experimentar problemas por la presión en cabina hasta adentrarse en el mar Báltico, cerca de Ventspils (Letonia).

El contacto se perdió tras superar las costas de Polonia, el enclave ruso de Kaliningrado y las costas de Lituania hasta entrar en la zona marítima más cercana a Letonia.

Aviones de combate españoles y franceses despegaron para comprobar la situación en el avión privado, pero los pilotos no pudieron distinguir a nadie en la cabina.

Ya en Alemania un avión de combate Eurofighter despegó de la base aérea de Rostock para hacer el seguimiento del avión Cessna, pero tampoco pudo obtener información.

Más tarde, un avión de combate F-16 danés asumió la escolta del aparato y los pilotos pudieron ver cómo el avión viraba y se estrellaba frente a Letonia alrededor de las 19.45 horas.

4 fallecidos en el accidente

Griesemann, de 72 años, es uno de los cuatro fallecidos en el accidente, junto a su mujer Julianne, de 68, su hija Lisa, de 27, y el novio de esta última, del que no ha trascendido su edad.

Mientras tanto, la Guardia Costera sueca ha enviado aviones de rescate, embarcaciones y un helicóptero al lugar del accidente.

En las últimas horas también se ha conocido que Griesemann era una persona muy reconocida en Colonia, especialmente por su vinculación en la celebración del carnaval de la ciudad.

Estas son las identidades de los fallecidos en el avión privado que salió de Jerez y se...