sábado. 25.06.2022

Un perro callejero ataca a una niña en Jerez y el Ayuntamiento se desentiende

La pequeña por un centímetro escaso no llegó a perder un ojo en el brutal ataque

Un perro callejero ataca a una niña en Jerez y el Ayuntamiento se desentiende

La pequeña por un centímetro escaso no llegó a perder un ojo en el brutal ataque

El incidente tuvo lugar el 19 de marzo de 2017, justo en el Día del Padre, siendo hace unos días cuando el Ayuntamiento de Jerez ha dado contestación a la reclamación interpuesta por la familia en el consistorio jerezano por su responsabilidad civil en los hechos.

La familia de la niña no da crédito a la respuesta del Gobierno Local de Mamen Sánchez, quien no se responsabiliza del ataque a la pequeña que la ha dejado marcada en el rostro para toda la vida.

Todo ocurrió el Día del Padre de 2017, cuando la niña, su madre y la hermana menor, se dirigían a pie durante el mediodía a un mosto cercano al Hospital de Jerez, con la noble intención de dar una sorpresa al padre, quien al salir del rastro de los domingos se encontraría con una estupenda reunión familiar. Sin embargo, durante el trayecto a pie, un perro de grandes dimensiones apareció de la nada, se dirigió hacia la pequeña de tan solo 11 años de edad y la golpeó con las garras, provocándole profundos cortes en el rostro, uno de ellos que por poco afecta a uno de sus ojos.

El perro, sucio y sin collar, salió despavorecido al oír el grito de la madre, quien espetó en alto y con angustia el nombre de su hija. “Al final mi marido me llamó, pero no estábamos en ninguna venta, nos encontrábamos ya en el hospital”, lamenta la madre.

La madre de la pequeña, Sara Caleya, relata que su hija "caminaba jugando a mi lado, el perro saltó hacia ella como si quisiera jugar, dándole con las patas, si la llega a morder la mata, debido al tamaño del animal. Un ciudadano que pasaba por la zona y nos vio mientras tapaba con la sudadera la cabeza y el ojo de la pequeña, que no paraba de sangrar, nos trasladó en coche al Hospital. Cuando llegué a Urgencias me desmayé, tras haber visto a mi niña perder tanta sangre, tuvieron que atenderme a mi también, yo no sabía si mi hija iba a perder el ojo".

Desde el Ayuntamiento le recriminaron entonces que no hubiera llamado a la policía, "¿a mi me tienen que explicar como me pongo a buscar a un perro mientras mi hija se desangra en el suelo?" se pregunta Sara. En el escrito recibido, advierten a la familia que la responsabilidad del hecho es de la propia madre de tener que demostrar que el perro que vagaba por esa zona, sin collar, desaliñado y sin bozal, era callejero.

En palabras para MIRA Jerez, la madre manifiesta que “la respuesta por parte del Ayuntamiento me parece una vergüenza, ya por humanidad, no entiendo como pueden decir que mientras una niña está sangrando y gritando en el suelo, lo que debía haber hecho era buscar al perro ¿una madre deja tirada a su hija en el suelo?”. Posteriormente, hice lo imposible para que dieran con él, llamé al 112, acudí a la perrera, fui a la Delegación de Medio Ambiente, como madre he puesto de mi parte para que encuentren a ese animal, pero a lo mejor es que no ha interesado encontrarlo”.

En el Hospital curaron las heridas abiertas de la niña, colocando 12 grapas en la cabeza y 7 puntos a milímetros del ojo izquierdo. Los médicos que la atendieron les confirmaron que aún así tuvieron suerte, podía haber sido peor, y haber perdido un ojo. La pequeña, que actualmente tiene 12 años de edad, sufre al verse una cicatriz en pleno rostro, señal que la acompañará por el resto de su vida.

Afirman desde la familia que cuentan con innumerables informes médicos, incluso un peritaje de un forense de grado 7 (por tratarse de una lesión de por vida), documentos que solicitaron en su momento desde el Ayuntamiento cuando se realizó la reclamación, así como un plano técnico del lugar de los hechos, documentación que al parecer no ha servido para nada tras un año en el que han tardado en estudiar el caso.

La madre se muestra indignada por la situación: “Me gustaría saber cuando la alcaldesa se va a plantear que esta sea una ciudad segura, y que sea consecuente. Perdí el trabajo a consecuencia de tener que faltar durante dos semanas porque la niña no podía acudir al colegio, no es justo para una madre. Si esta señora cree que la culpable soy yo por no haber encontrado al perro, a pesar de toda la documentación aportada,… nos sentimos engañados por esta alcaldesa, no es justo después de lo que ha pasado la pequeña, que estará marcada de por vida”.

Sara advierte que seguirá "luchando para que se haga justicia y que el Ayuntamiento asuma la responsabilidad que tiene. Usted es la alcaldesa, y es quien tiene que velar para que en la calle no pasen estas cosas. Como ciudadana, ¿Qué tranquilidad tengo en que sea la alcaldesa de esta ciudad, si no es capaz de controlar ni a los perros? Ya no es que no controle a las personas, es que no controla a los perros, habiendo protectoras, perreras o personas que desean adoptar”.

La familia informa que ha puesto el caso en manos de un gabinete jurídico con el objeto de plantear una demanda en el juzgado, con la intención de llegar hasta el final, sintiéndose menospreciados e indignados con un Ayuntamiento que se ha lavado las manos en un caso que dejará una cicatriz en el rostro de una niña para el resto de su vida, no creyéndose aún la excusa que les han realizado, por la cual "la madre debería haberse puesto a buscar al perro mientras su hija sangraba tirada en el suelo".

Un perro callejero ataca a una niña en Jerez y el Ayuntamiento se desentiende
Comentarios