lunes. 26.09.2022

Se acaba la pesadilla: El volcán de La Palma se apaga

El final de la erupción no tiene por qué implicar el final de algunos peligros asociados al fenómeno volcánico y el final de la reactivación magmática en Cumbre Vieja
Se acaba la pesadilla: El volcán de La Palma se apaga
Se acaba la pesadilla: El volcán de La Palma se apaga

En poco menos de 24 horas, si nada cambia, la erupción del volcán de la isla de La Palma se dará por concluida. Los expertos han observado signos de agotamiento del proceso eruptivo lo que ha permitido que poco a poco se vaya recuperando la vida normal en la isla, después de unos meses de auténtico calvario donde la lava ha arrasado todo a su paso.

Muchas personas lo han perdido todo y ahora, coincidiendo con el inicio del nuevo año, comienza una vida nueva. Hay que reconstruir casas, colegios, instalaciones deportivas... Nada volverá a ser como antes, pero gracias a las innumerables muestras de solidaridad, todo será mucho más fácil. 

Pese a todo, el final de la erupción no tiene por qué implicar el final de algunos peligros asociados al fenómeno volcánico y el final de la reactivación magmática en Cumbre Vieja

La emisión visible de gases volcánicos sigue siendo puntual y esporádica, concentrándose en la zona de los centros eruptivos y en los jameos de los tubos volcánicos. En las paredes de los cráteres del cono principal y secundario se producen continuos pequeños derrumbes a favor de fallas y fisuras existentes.

El tremor está a nivel del ruido de fondo. La sismicidad, que es de baja magnitud, está en niveles muy bajos en todas las profundidades. Pese al nivel de sismicidad actual, no se descarta la ocurrencia de sismos sentidos.

Retirada de lava

Teniendo en cuenta lo expuesto, el presidente del Cabildo de La Palma, Mariano Zapata, ha anunciado que si este fin de semana se puede dar por finalizada la erupción, el próximo lunes se comenzará a retirar lava del cruce de La Laguna, en dirección a la carretera que une Los Llanos de Aridane y Tazacorte.

La retirada de esta lava la va a realizar la empresa Roturaciones Amagar y contará con la colaboración de la UME, que va a trabajar con cubas, así como con el material y personal necesario para ello. Mientras que el IGN lo hará con el dron y con la cámara térmica, lo que permitirá medir en todo momento la temperatura de la lava.

Se acaba la pesadilla: El volcán de La Palma se apaga