miércoles. 21.02.2024
Un hombre con mascarilla
Un hombre con mascarilla

Desde hace algunos días se viene barruntando la posibilidad de que las mascarillas puedan ser nuevamente obligatorias para acceder a centros de salud y hospitales. Algunas comunidades autónomas, ante el aumento de hospitalizaciones por casos de gripe, COVID y otras afecciones respiratorias, se adelantaron a una decisión que ahora el Ministerio de Sanidad del Gobierno de España eleva al conjunto del país.

De este modo, a partir del miércoles 10 de enero, será obligatorio el uso obligatorio de mascarillas en hospitales y centros sanitarios, a pesar de no haber llegado a un acuerdo con las comunidades en la reunión del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (CISNS), sobre la obligatoriedad de su uso de la mascarilla en centros sanitarios, residencias y farmacias ante el repunte de infecciones por virus respiratorios.

La delegación que dirige Mónica García señala que esta medida se toma en cumplimiento del artículo 65 de la ley de cohesión y calidad del Sistema Nacional de Salud, que permite la declaración de actuaciones coordinadas en salud pública. Las mismas fuentes han precisado que la medida se toma únicamente para hospitales y centros de salud, no en centros sociosanitarios o farmacias, como estaba incluido en la propuesta presentada en el consejo interterritorial, aunque Sanidad ha abierto un plazo de alegaciones por el que, en las próximas 48 horas, las CCAA podrán hacer llegar sus propuestas al documento presentado por el Ministerio.

"Después de la pandemia sufrida, hemos aprendido y no nos resignamos a las cifras pre-pandemia. Desde este Ministerio, vamos a seguir trabajando para minimizar los riesgos y homogenizar la protección de la salud", ha insistido García en declaraciones a los medios, una vez acabada la reunión.

Médico con mascarilla
Médico con mascarilla

Andalucía rechaza la obligatoriedad del uso de mascarillas en centro de salud y hospitales

Las primeras en establecer el uso obligatorio de mascarillas en estos espacios fueron Cataluña, Comunidad Valenciana y Murcia, mientras que otras regiones como Andalucía, prefieren no pasar de la recomendación. Por otro lado, Aragón, que anunció la obligatoriedad solo para el personal sanitario, ha ampliado su uso también a los pacientes en salas de espera.

En este sentido, Sanidad también ha planteado durante el encuentro de esta mañana la necesidad de dar "un soporte jurídico", a través de una declaración de actuación coordinada, a todas aquellas comunidades "de diferentes colores políticos" que ya han introducido la mascarilla en sus sistemas sanitarios.

La consejera de Salud y Consumo de la Junta de Andalucía, Catalina García, también ha mostrado su descontento con la reunión. A su juicio, estas decisiones deben tomarse en primer lugar en la Ponencia de Alertas y en la Comisión de Salud Pública, donde se elabore un documento donde se establezcan niveles de alertas o indicadores, entre otros, para posteriormente ser avalado en el Consejo Interterritorial.

Por este motivo, Andalucía ha votado en contra del documento propuesto "al carecer de rigor técnico", según ha recogido la Consejería en una nota de prensa.

Mascarillas-supermercado-ocu-1200x675
Mascarillas

Comunidades autónomas en contra del uso de mascarillas

Ante esta tesitura, Mónica García, no ha aclarado qué pasará con las Comunidades Autónomas reticentes a implantar el uso de mascarillas: "Al que quiera jugar con la salud de la gente, pues yo qué sé, suerte en la vida, ¿no?", ha dicho en una entrevista en Cadena Ser.

Dicho esto, ha reiterado "buena suerte" a quien "quiera jugar al escondite con la salud de los ciudadanos que gobierna" y ha recalcado que el Ministerio estará "mano con mano" con las comunidades y velando por la "equidad" y la "coordinación" del sistema sanitario.

En cuanto a la obligatoriedad de las mascarillas en residencias o farmacias, Mónica García ha apuntado que en estos lugares son más una recomendación que han propuesto algunas comunidades autónomas.

Las mascarillas volverán a ser obligatoria en hospitales y centros de salud de toda España