jueves 26/5/22

¿Alaska en política?

Mario Vaquerizo confiesa un auténtico bombazo

Política y famoseo son dos géneros que por veces se estrechan, tienden a seducirse, a intercambiarse. El nombramiento de Màxim Huerta como ministro de Cultura y Deporte está dando muchísimo que hablar tanto a sirios como a troyanos. Que si no da la talla para Cultura, que si de Deporte no tiene ni pajolera idea, como de hecho el propio protagonista así ha confesado.

Que famosos de la caja tonta cambien de escalera, de escalafones, y opten por la política no tendría por qué estar reñido con el óptimo desempeño de la nueva encomienda. Siempre y cuando la celebridad se encuentre, honestamente, con la preparación y mentalización suficiente para el desempeño del cargo. Aunque el cargo, como dictaba la célebre viñeta de Forges, lo cargue el diablo.

Hay quien asegura que Màxim debería haber sido honesto consigo mismo. El tiempo dará y quitará razones. Con todo y con esto, y en el caso contrario, acabamos de saber el ejemplo -con mayúsculas- de Alaska. Porque Mario Vaquerizo ha desvelado un bombazo que no ha dejado indiferente a nadie: ¡Alaska recibió la petición de que formara parte del gobierno madrileño! Un intento fallido de Cristina Cifuentes.

Alaska, amablemente, declinó la invitación. Querían contar con ella como Consejera de Cultura, Turismo y Deporte. "Yo dije no -aclara Alaska- porque no me siento capacitada mental ni emocionalmente, no sé si intelectualmente, para ese puesto". La cantante ha añadido que “yo además no tengo vocación de servicio publico al ciudadano, tengo vocación de servicio público a mí y al mundo que me rodea".

¿Alaska en política?
Comentarios